Bolivia: Conductores paralizan La Paz en protesta por combustibles

Cientos de transportistas convocaron a un paro de 24 horas para exigir al gobierno de Carlos Mesa que se congele al menos por un año el precio de los carburantes.

25 de Agosto de 2004 | 10:23 | DPA
LA PAZ.- Tras fracasar un intento de diálogo con el gobierno de Bolivia, cientos de transportistas bloqueaban hoy las principales vías de La Paz y la vecina ciudad de El Alto, exigiendo que se congele al menos por un año el precio del combustible.

Los conductores llamaron a un paro de 24 horas en protesta por la negativa del presidente, Carlos Mesa, de extender un decreto que entró en vigencia este lunes y que congela por 60 días el precio de los carburantes.

Cientos de vehículos permanecían estacionados en las vías de acceso a importantes zonas de La Paz, en una situación que se repitió en El Alto.

Miles de personas debieron caminar hasta sus lugares de trabajo, mientras el gobierno anunció una medida de "tolerancia" para los empleados públicos y los colegios.

El secretario ejecutivo de los conductores en La Paz, Franklin Durán, justificó el llamado a una paralización, al tiempo que pidió disculpas a la ciudadanía por las molestias causadas.

"No había la voluntad del gobierno en el sentido de llegar a un término intermedio para poder negociar. Eso ha causado molestia en otros asociados y de ahí salen las medidas de este paro", explicó.

Durán señaló que "el gobierno no quiere mover su decreto, por lo tanto, tampoco le aceptamos esos 60 días".

El dirigente advirtió que de no ser escuchados sus reclamos, tienen previsto iniciar "medidas más radicales", como el bloqueo de carreteras y la ocupación del aeropuerto que sirve a La Paz.

A su turno, René Vargas, voceros de los choferes en El Alto, aseguró que esa localidad permanece completamente bloqueada.

"En El Alto no vuelva una mosca y se ha implementado el ‘plan araña’, que consiste en hacer un cierre total de las arterias (viales) y cubrir todos los ingresos tanto del interior del país como hacia La Paz", declaró Vargas a la radio Panamericana.

Al lamentar la decisión de los transportistas, el viceministro de Coordinación Gubernamental, Carlos Agreda, quien encabezó el intento de acercamiento con ese sector, dijo que de congelarse el precio de los combustibles por un año se generaría un desequilibrio fiscal.

"El gobierno ya está haciendo un esfuerzo inmensamente grande para reducir el impacto de la subida del precio internacional al haber generado un mecanismo que hace que el incremento sea muy pequeño en el tiempo", indicó.

Por su parte, el ministro de la Presidencia, José Galindo, cuestionó esta medida y la atribuyó a una posición "más política y a un problema interno de los transportistas".

"Los combustibles no han subido. Están congelados en ambas variables, en cuanto al precio internacional del barril del petróleo y en cuanto a la inflación del boliviano (moneda local) frente al dólar. Ambas variables han sido congeladas, no hay ninguna razón, motivo para tener huelga de transportes", señaló.

El Ejecutivo estableció una franja para el precio del petróleo crudo en refinería, con un tope de 27,11 dólares y un piso de 24,53 dólares por barril.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores