Israel-Siria: Tensión tras doble ataque en Beersheva

El gobierno israelí acusó a Siria de proteger y dar hospitalidad en Damasco a los dirigentes en el exilio de los grupos integristas Jihad islámica y Hamas (que el martes reivindicó el doble ataque contra dos ómnibus de pasajeros), y no excluyó un ataque contra territorio sirio.

02 de Septiembre de 2004 | 18:36 | ANSA
TEL AVIV.- La tensión entre Israel y Siria aumentó hoy cuando el gobierno del premier israelí, Ariel Sharon, apuntó contra Damasco por su supuesta vinculación con el doble ataque suicida que el pasado martes causó la muerte de 16 civiles israelíes en Beersheva.

El gobierno israelí acusó a Siria de proteger y dar hospitalidad en Damasco a los dirigentes en el exilio de los grupos integristas Jihad islámica y Hamas (que el martes reivindicó el doble ataque contra dos ómnibus de pasajeros), y no excluyó un ataque contra territorio sirio.

“Las órdenes de lanzar atentados vienen directamente de la oficina de Khaled Mechaal en Damasco”, afirmó el portavoz de la Cancillería israelí.

Mechaal es el jefe político de Hamas y el líder más representativo de ese grupo tras los asesinatos selectivos de sus principales referentes, el jeque Ahmed Yassin y Abdelaziz Rantisi.

En declaraciones radiales, Sharon aseguró que le entregó a Estados Unidos, luego de los ataques del martes, las pruebas de que la orden para los atentados salió de las oficinas de Hamas en Damasco.

Sharon también dijo que le pidió a Washington que ejerza presión sobre Siria para que actúe contra las organizaciones palestinas acusadas de terroristas que operan en su territorio.

“Los comandos de Hamas están abiertos en Damasco, sus campos de adiestramiento están activos en Siria y ésta no puede proclamarse ajena”, dijo el canciller israelí, Silvan Shalom.

“En el pasado cuando llegamos a la conclusión de que se superó la línea roja, actuamos”, recordó el funcionario, en alusión a lo ocurrido en octubre de 2003 después de una serie de graves atentados. Entonces, la aviación israelí atacó por primera vez en 30 años territorio sirio, destruyendo un campo de adiestramiento de Jihad islámica.

El viceministro de Defensa, Zeev Boim, fue aún más explícito: “Es posible realizar algunas operaciones, eligiendo bien los objetivos y el momento, de manera que los sirios comprendan que hay límites que no se pueden superar”.

En tanto, el presidente de la comisión de Relaciones Exteriores y Defensa del Parlamento, Yuval Steinitz, propuso “atacar objetivos sirios, sobre todo en Líbano, también corriendo el riesgo de una conflagración general en la frontera norte”.

Por su parte, el gobierno de Damasco, rechazó hoy las acusaciones de Israel y definió como poco creíbles las amenazas y las represalias formuladas.

“Lanzar amenazas prematuras contra Siria no tiene el mínimo de credibilidad o de evidencia”, dijo el canciller sirio Faruq al-Sharaa, y agregó que las amenazas israelíes no hacen “más que exacerbar la ya deteriorada situación en la región”.

El Departamento de Estado norteamericano hizo saber, en este contexto, que Estados Unidos no mantuvo ningún contacto con Israel a propósito de las maniobras militares contra Damasco.

“Israel tiene todo el derecho de defenderse y sus dirigentes no deben pedirnos permiso si quieren emprender cualquier tipo de iniciativa militar”, dijo el portavoz Richard Boucher.

“Este no es un tema del cual hayamos hablado”, agregó el portavoz, quien aseguró que Estados Unidos está preocupado por el apoyo que Siria le brinda a “grupos extremistas”.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores