Más de 200 muertos en escuela de Osetia

Más de 600 personas heridas fueron hospitalizadas tras la operación de las fuerzas especiales rusas para desalojar a un comando pro checheno.

03 de Septiembre de 2004 | 06:17 | Agencias
BESLAN, Rusia.- La toma de rehenes en una escuela de Beslan, en el sur de Rusia, terminó hoy con un caos sangriento, que dejó más de 200 personas muertas y 646 heridas.

Horas después de la entrada de las fuerzas especiales en la escuela, la crisis no puede darse por cerrada ya que las autoridades rusas informaron que siguen los combates contra "probablemente el último" terrorista que sigue con vida, atrincherado en un edificio anexo, y que podría tener rehenes en su poder.

El representante del Kremlin para Chechenia, Aslanbek Aslájanov, informó que el número de víctimas mortales podrían superar las 200.

Según la agencia rusa Itar-Tass, los heridos ascienden al menos a 646, de los cuales 227 son niños. La mayoría de los hospitalizados presentan heridas de bala y quemaduras.

"Ha ocurrido una tragedia. No lo esperábamos", dijo Aslájanov, citado por la agencia rusa Interfax.

Según Aslájanov "no se planeaba el asalto" del colegio y la entrada de las fuerzas de seguridad en el inmueble fue para proteger la vida de los rehenes, muchos de ellos niños, después de que los terroristas comenzaron a disparar por la espalda a un grupo que huía del gimnasio escolar.

Valeri Andréyev, jefe del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antigua KGB) para Osetia del Norte, dijo que se han identificado más de 60 cadáveres.

En el centro escolar asaltado el miércoles por el grupo terrorista había unas 1.200 personas y no 354 como se había informado con anterioridad, según señaló hoy Aslajánov, quien agregó que un 70 por ciento de ellos eran niños.

Los destacamentos de asalto rusos siguen combatiendo contra "probablemente el último" terrorista que sigue con vida y no excluyen que tenga rehenes en su poder, declaró Valeri Andréyev al canal ruso NTV.

La misma fuente informó que en los tiroteos con las fuerzas de seguridad murieron veinte terroristas, la mitad de los cuales son de países árabes.

Entre los terroristas había además oriundos de las repúblicas del Cáucaso, dijo a su vez Aslanbek Aslajánov, asesor del Kremlin para asuntos caucásicos.

"Eran toda una 'Internacional' terrorista", comentó Aslajánov a Itar-Tass, y precisó que el comando, que había tomado la escuela y pedía la retirada de las tropas rusas de Chechenia, estaba integrado por unos 30 combatientes.

Tras estallar el tiroteo y entrar en acción las fuerzas de seguridad para ayudar a los rehenes, los terroristas se dividieron en tres grupos, según los militares rusos.

Un pequeño grupo se quedó en la escuela cubriendo la salida de otro, el más grande, que se abrió paso a punta de fusil y empezó a alejarse de la zona, sin dejar de disparar contra las fuerzas que lo perseguían.

Los del tercer grupo se dispersaron para perderse entre la multitud, haciéndose pasar por civiles.

Según una mujer rehén que se encontraba en el gimnasio de la escuela, la explosión que se registró y que desencadenó el desenlace de la crisis fue accidental.

"Los terroristas habían colgado varias bombas del techo con cinta adhesiva. Una de ellas se desprendió, la bomba cayó y detonó", explicó la rehén a la televisión rusa y en respuesta a la pregunta de cómo había empezado todo.

El trágico balance de la toma de rehenes de la escuela de Osetia del Norte ha hecho revivir el asalto llevado a cabo por las fuerzas de seguridad rusas en octubre de 2002 para acabar con la toma de rehenes del teatro Dubrovka de Moscú, en el que murieron los secuestradores y decenas de rehenes.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores