Irak: Atentado en Kirkuk deja al menos 17 muertos

El ataque tuvo lugar en las cercanías de una academia de policía, cuando cientos de agentes estaban saliendo del edificio y la calle estaba repleta. En el norte de Irak, las fuerzas lideradas por Estados Unidos se enfrentaron contra insurgentes al oeste de la ciudad de Mosul.

04 de Septiembre de 2004 | 19:49 | Reuters
KIRKUK.- Un atacante suicida hizo detonar su vehículo cerca de una academia de policía en la ciudad de Kirkuk el sábado, matando al menos a 17 personas e hiriendo a 36, dijo la policía, mientras que en un ataque estadounidense por aire murieron otras 13 personas.

Los oficiales dijeron que la cabeza del atacante de Kirkuk, con una larga barba, fue hallada entre los escombros que dejó la explosión, a unos 150 metros del edificio de la policía. Cuatro vehículos civiles y un auto policial fueron destruidos.

El ataque tuvo lugar cuando cientos de agentes estaban saliendo del edificio y la calle estaba repleta, dijo la policía. Entre los muertos había por lo menos 14 oficiales y tres civiles.

Los guerrilleros que se oponen al gobierno iraquí, respaldado por Estados Unidos, y a la presencia de tropas extranjeras han atacado en reiteradas ocasiones a las estaciones de la policía iraquí, con atentados suicidas que dejaron cientos de muertos.

En el norte de Irak, las fuerzas lideradas por Estados Unidos, con respaldo de aviones de guerra, se enfrentaron contra los insurgentes al oeste de la ciudad de Mosul.

Al menos 13 personas murieron y 52 sufrieron heridas en los combates, en el pueblo de Tallafar, dijeron médicos y militares estadounidenses.

Un helicóptero de Estados Unidos se vio forzado a aterrizar luego de ser alcanzado durante los enfrentamientos, hiriendo a dos tripulantes, dijo el ejército.

“La investigación de la causa del aterrizaje controlado reveló que el helicóptero había sido alcanzado por fuego enemigo, iniciando un incendio en el compartimiento del motor”, dijo.

Los combates se desataron en el pueblo cuando las fuerzas de Estados Unidos ingresaron para “capturar o matar a miembros de una célula terrorista conocida”, dijo una declaración del ejército estadounidense. Agregó que habían muerto dos combatientes armados y que habían sido capturados 18.

Los militares también dijeron que un vehículo Stryker que estaba protegiendo el sitio del helicóptero dejó de funcionar tras un ataque de lanzagranadas, y que los soldados respondieron el fuego matando a dos guerrilleros más.

Los médicos dijeron que murieron nueve civiles y que muchos de los heridos eran mujeres y niños. “Esperamos que el número de víctimas se incremente”, dijo un médico.

Los militares de Estados Unidos dicen que Tallafar es un foco de supuestos guerrilleros que cruzan de Siria a Irak.

Por otra parte, grupos de saboteadores mantuvieron el sábado sus incesantes acciones contra el sistema de producción de crudo de Irak, atacando oleoductos en el norte y sur, y perturbando el abastecimiento doméstico, dijeron funcionarios petroleros.

Crisis de rehenes

El gobierno de Irak, junto con las fuerzas lideradas por Estados Unidos, está tratando de eliminar la insurgencia en anticipación a las elecciones de enero, y también se enfrenta con una crisis de rehenes, en la que cada vez más extranjeros están siendo secuestrados por radicales.

En el último incidente, la cadena de televisión Al Arabija reportó el sábado que un grupo islámico secuestró a un conductor turco y amenazó con matarlo a menos que la empresa que lo emplea deje de trabajar con las fuerzas de Estados Unidos en Irak.

Por otra parte, no había novedades sobre la suerte de los periodistas franceses Georges Malbrunot y Christian Chesnot, secuestrados el 20 de agosto por radicales del Ejército Islámico en Irak, un grupo extremista.

“Todos los indicios que tenemos fortalecen las esperanzas de su liberación inmediata”, dijo el ministro del Interior de Francia, Dominique de Villepin.

“Ustedes conocen la situación imperante en Irak y, por supuesto, en este contexto, hay necesidad de gran cautela”, añadió.

El primer ministro francés Jean-Pierre Raffarin expresó “prudencia pero confianza” sobre la posibilidad de lograr su liberación.

La captura de los reporteros ha conmocionado a Francia, que se opuso a la guerra liderada por Estados Unidos contra Irak y no tiene tropas allí. Los secuestradores quieren que París anule una ley que prohíbe los velos islámicos en las escuelas estatales. La ley entró en vigencia el jueves.

El diario Le Parisien citó una fuente en Bagdad cercana a las negociaciones por los rehenes, que dijo: “Estamos en un momento peligroso en el que un grano de arena puede alterar el escenario de su liberación”.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores