México: PRI podría ganar de nuevo el gobierno de Veracruz

En la competencia que se definirá mañana en la urnas estará en juego la fortaleza de los partidos políticos en momentos en que se preparan antes de los comicios presidenciales del 2006.

04 de Septiembre de 2004 | 21:48 | AP
JALAPA, México.— Los electores en el estado sudoriental mexicano de Veracruz elegirán el domingo a un nuevo gobernador, en una competencia en la que estará en juego la fortaleza de los partidos políticos en momentos en que se preparan antes de los comicios presidenciales del 2006.

El ex gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) perdió las elecciones presidenciales hace cuatro años después de haber mantenido el gobierno por más de siete décadas.

Sin embargo, el PRI ha dado indicios de un renacimiento, y las encuestas en Veracruz muestran que su candidato, Fidel Herrera, un abogado y senador de 55 años, lleva la delantera en anticipo de las elecciones del domingo.

El PRI ha conservado el gobierno en Veracruz desde el nacimiento del partido en 1929, por lo que un triunfo en los comicios por el gobierno de este estado, con el tercer número más alto de votantes no sería ninguna sorpresa.

Empero, su triunfo se uniría a una nueva serie de triunfos electorales que ha obtenido el partido, entre las cuales se encuentran triunfos en los estados de Oaxaca, en el sur del país, y en Chihuahua y Durango, en el norte, así como las alcaldías de las ciudades fronterizas de Tijuana y Ciudad Juárez.

Herrera tendrá como rivales a Gerardo Buganza Salmerón, un ingeniero industrial de 48 años y ex senador, y que pertenece al gobernante Partido Acción Nacional, del presidente Vicente Fox; así como de Dante Alfonso Delgado Rannauro, que compite por una coalición de partidos minoritarios.

Delgado, un ex integrante del PRI, fue gobernador interino de Veracruz de 1988 a 1992 después de que Fernando Gutiérrez Barrios abandonara el cargo para convertirse en secretario de Gobernación (Interior) en el gobierno del presidente Carlos Salinas de Gortari.

Poco después de su salida del PRI, Delgado fue arrestado en 1996 bajo acusaciones de haber desviado 450 millones de pesos (57 millones de dólares) de fondos estatales, y de no haber declarado su fortuna personal.

Delgado ha mantenido su inocencia y señala que la investigación fue un castigo por haberse marchado del PRI.

Sin embargo, el PRI tiene la esperanza de que sus más recientes victorias en comicios estatales, como recuperar el gobierno de Chihuahua, que estaba en manos de Acción Nacional, le ayudará a erigir una base firme de apoyo para las elecciones del 2006.

El presidente Fox, por ley, tiene prohibido buscar la reelección. Hubo rumores de que su esposa, Marta Sahagún, consideraba competir en las elecciones para reemplazarlo, pero a fin de cuentas ella misma desmintió esos rumores que generaron fuertes críticas de diversos sectores de la oposición.

Por su parte, el alcalde izquierdista de la Ciudad de México, Andrés Manuel López Obrador, es considerado como el favorito para los comicios presidenciales, aunque él no ha declarado formalmente su candidatura.

Entre otros aspirantes a la presidencia se encuentran varios gobernadores y empresarios.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores