Comisión y Parlamento Europeo critican la gestión de EE.UU. en Irak

La Cámara celebró un acalorado debate que culminará mañana con la votación de una resolución sobre la situación en Irak.

15 de Septiembre de 2004 | 08:16 | EFE
ESTRASBURGO.- La Comisión y el Parlamento Europeo hicieron hoy duras críticas a Estados Unidos por su gestión de la crisis iraquí, pero reiteraron su compromiso de seguir colaborando en la reconstrucción del país árabe.

La Cámara celebró un acalorado debate que culminará mañana con la votación de una resolución sobre la situación en Irak.

El debate se produjo sin la presencia en Estrasburgo, como estaba previsto, del presidente interino de Irak, Ghazi Ajil al-Yawer, quien de forma sorpresiva y sin que se hayan aclarado las causas declinó la invitación, a pesar de que sí ha viajado a Bruselas.

Incluso el presidente del Parlamento Europeo, Josep Borrell, reconoció ante los periodistas que no podía “imaginar las razones” de su ausencia, aunque se especula que sea la negativa a viajar a Francia, un país opuesto a la guerra en Irak y a colaborar con la fuerza multinacional.

El Parlamento había reforzado sus sistemas de seguridad internos y había previsto por la visita instalar la “alerta amarilla”, que obliga a todas las personas que acceden al edificio, salvo los diputados, a pasar por el detector de metales.

En el debate de hoy, el discurso que pronunció el comisario europeo de Exteriores, Chris Patten, estuvo plagado de “titulares”.

“¿El mundo de hoy es mejor que durante la dictadura de Sadam? ¿el terrorismo global se ha acabado?, ¿estamos construyendo puentes entre el Islam y occidente?, ¿los ciudadanos han sido tratados para que en el futuro concedan a sus gobiernos el beneficio de la duda cuando les digan que hay que usar la fuerza de forma preventiva para afrontar una inminente amenaza?. Yo me hago estas preguntas”.

“EE.UU. ha abandonado el multilateralismo que caracterizó su política exterior desde la Segunda Guerra Mundial”. “La liberación (de Irak) se ha convertido en una brutal ocupación”, dijo.

“La democracia no se ha instalado. La paz en Jerusalén y Palestina no se ha producido tras la victoria en Bagdad”, señaló

El comisario Patten, del Partido Conservador británico, también tuvo palabras hacia la campaña electoral norteamericana.

“La retórica de la campaña es preocupante, se sigue despreciando el multilateralismo, pero “nosotros tendremos que trabajar con quien gane, y no entramos en eso, aunque cada uno tengamos nuestras preferencias”.

“Si uno desea conseguir un escaño en algunos Estados (de EEUU) parece que lo único que tiene que hacer es atacar a las Naciones Unidas, a los franceses o decir que los aliados tienen derecho a tener sus propias opiniones”.

Muchos de los parlamentarios no se quedaron atrás en sus críticas hacia la gestión del gobierno estadounidense en Irak.

El socialista Massimo D’Alema opinó que “la ocupación militar de Irak ha demostrado ser un gran error que podría llevar al mundo a un enfrentamiento entre civilizaciones, que es lo que buscan los terroristas”.

El presidente de los liberales europeos, Graham Watson, criticó a Estados Unidos y al gobierno iraquí por “afrontar la violencia con más violencia”.

“¿Con qué cara se puede pedir respeto a los derechos humanos cuando hay gobiernos de países que siguen bombardeando al pueblo iraquí?” se pregunto el comunista italiano Emmanuele Agnoletto, mientras que la vede Angelika Beer condenó también la violencia utilizada por las tropas aliadas.

El popular José Ignacio Salafranca se refirió por su parte a la Unión Europea, que en su opinión “no hace nada” por la liberación de los rehenes, y pidió unidad frente al terrorismo.

Después de esta sucesión de críticas, el ministro de Exteriores holandés, Bernard Bot, en nombre de la presidencia fue más precavido y se limitó a decir que el próximo 5 de noviembre la Unión Europea ofrecerá “una oferta más concreta” para la reconstrucción de Irak.

Añadió que se va a enviar una misión de observación a Irak y “en función de los resultados, decidiremos cómo actuar”.

Respecto a los secuestrados italianos y franceses, el ministro dijo que “sentimos gran tristeza por ellos pero no olvidemos que también muchos iraquíes han sido víctimas de esa violencia, incluso los que estaban involucrados en reconstrucción de su país”.

La Unión Europea destinará este año 200 millones de euros para la reconstrucción de Irak, y se espera que la misma cifra esté disponible en 2005.

Sin embargo la Comisión no tiene intención en enviar una misión de observación para las elecciones de enero, ya que según Patten, sería “difícil, caro y peligroso”.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores