Ministro de Economía argentino desmiente rumores de renuncia

Roberto Lavagna calificó de "estupidez" un artículo del diario "Financial Times" que pronosticaba su salida en enero próximo y lo consideró como una nueva presión de los acreedores contra el gobierno argentino.

15 de Septiembre de 2004 | 11:33 | AP
BUENOS AIRES.— El ministro de Economía argentino, Roberto Lavagna, el miembro más influyente en el gobierno del Presidente Néstor Kirchner, desmintió versiones que circularon sobre conflictos dentro del gabinete ministerial y hasta de su propia renuncia.

A través de su portavoz, Armando Torres, Lavagna calificó de "estupidez" un artículo del diario "Financial Times", que pronosticaba su salida en enero próximo para preparar su supuesta candidatura presidencial en 2007.

El ministro hizo saber que la versión del influyente periódico financiero "representa una nueva presión de los acreedores contra el gobierno argentino".

Aludía al sector de los tenedores de bonos de la deuda argentina que resisten la propuesta gubernamental de pagar solamente el 25% de sus créditos. Lavagna reiteró recientemente que esa propuesta es inmodificable.

La nota del "Financial Times" sostenía también que la "Securities and Exchange Commission" (SEC) de los Estados Unidos, equivalente a la Comisión Nacional de Valores de Argentina, no aprobaría la propuesta argentina de reestructurar su deuda.

"La SEC es un organismo técnico de altísima reputación en el mundo, que no tiene que aprobar una oferta", hizo saber Lavagna.

El ministro de Economía, junto con el jefe del gabinete de ministros, Alberto Fernández, desmintieron, asimismo, que hubiese tirantez dentro del gabinete con el ministro de Planificación federal, Julio de Vido, hombre de confianza del Presidente Kirchner.

Hace dos días Lavagna hizo públicas sus diferencias con De Vido sobre la forma de renegociar los contratos con las empresas concesionarias de servicios públicos privatizados la pasada década.

Anunció que retiraba a los funcionarios de su ministerio del organismo gubernamental encargado de esa tarea. El ministro admitió que tenía diferencias con su colega sobre la forma de encarar ese trámite.

Kirchner ratificó el funcionamiento del organismo regulador y avaló la posición "dura" asumida por De Vido en el mismo, al hacer saber que pueden solucionarse las diferencias con los concesionarios sin aumentar las tarifas de servicios públicos, que están exigiendo las compañías.

El ministro Lavagna debió asimismo desmentir que hubiese una mala relación con el titular del Banco Central, Alfonso de Prat Gay, que sectores locales que hostilizan al ministro señalaban como posible candidato a reemplazarlo en esa cartera.

Lavagna es considerado el miembro más influyente y prestigioso del gabinete, cuyos méritos son generalmente reconocidos dentro del proceso de recuperación que experimenta la economía argentina, después de la peor recesión en la historia de este país.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores