Fiscal ruso denuncia negligencia y corrupción en caso de aviones derribados

La mujeres suicidas que abordaron aparatos sobornaron para obtener pasajes tras haber sido impedidas de subir.

15 de Septiembre de 2004 | 20:35 | REUTERS
MOSCU.- Los sobornos y la negligencia por parte de los funcionarios facilitaron que atacantes suicidas chechenos con bombas abordaran dos aviones de pasajeros el mes pasado y los hicieran estallar, dijo el miércoles el principal fiscal de Rusia en una entrevista.

Noventa personas murieron cuando los dos aviones cayeron casi simultáneamente el 24 de agosto, el inicio de una nueva ola de ataques en Rusia, que las autoridades del Kremlin atribuyeron a los separatistas chechenos.

Una semana después, un atacante suicida con una bomba mató a 10 personas en Moscú. A ese atentado le siguió el asedio a una escuela en el sur de Rusia, donde murieron más de 300 personas, la mitad niños.

Los investigadores confirmaron el miércoles que los aviones, que despegaron del aeropuerto Domodedovo de Moscú, habían sido destruidos en pleno vuelo por explosiones ocurridas a bordo.

El fiscal general de Rusia, Vladimir Ustinov, pintó un cuadro alarmante de negligencia en la seguridad, que llevó a la caída de los aviones.

En una entrevista con la agencia derfax y publicada en el sitio de Internet del diario gubernamental Rossiiskaya Gazeta, Ustinov dijo que dos mujeres chechenas a las que se atribuyen las explosiones y sus dos compañeros habían sido detenidos por una patrulla de la policía.

Esto ocurrió poco después de que llegaron al aeropuerto desde la ciudad sureña de Makhachkala, cerca de Chechenia.

"La patrulla los identificó (como personas sospechosas), les retiró los pasaportes y se los entregó al oficial a cargo del contraterrorismo en el aeropuerto", dijo Ustinov.

"Pero el capitán los dejó ir sin ejecutar ningún control y el grupo trató de comprar rápido boletos de avión en el mismo edificio del aeropuerto", añadió el fiscal, en referencia al oficial.

Ustinov dijo que el grupo pagó después 5.000 rublos (unos 170 dólares) a un operador del mercado negro que les vendió pasajes para los vuelos y ayudó al menos a uno de ellos a sobornar a alguien para subir al avión, evitando los controles de seguridad.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, quien describió los ataques más recientes como el inicio de una guerra del terrorismo internacional contra Rusia, dio el lunes a su gobierno dos semanas para que defina un conjunto de medidas drásticas para reforzar la seguridad en todo el país.

Ustinov dijo que la negligencia y la corrupción de los funcionarios públicos, generalizadas en toda Rusia, se convirtieron en una amenaza grave para la seguridad nacional.

"Recientemente, evaluamos cómo se adhieren los funcionarios regionales a las leyes anticorrupción. El cuadro que apareció es bastante amenazante", expresó.

"En casi todas partes, los funcionarios participan en actividades comerciales, ocupan puestos ejecutivos en diferentes estructuras y abusan de sus poderes", explicó Ustinov, quien agregó que unas 22.000 violaciones de ese tipo, como los sobornos, ocurrieron en los últimos seis meses.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores