Mesa suspende erradicación de coca en centro de Bolivia

La medida se adoptó tras acordar una tregua con el líder cocalero Evo Morales.

30 de Septiembre de 2004 | 11:53 | DPA
LA PAZ.- El Presidente de Bolivia, Carlos Mesa, ordenó paralizar temporalmente la erradicación de coca en el centro del país, tras acordar una tregua con los campesinos que se enfrentaron a las tropas para evitar la destrucción de sus cultivos.

Después de una reunión de emergencia con el líder cocalero Evo Morales, Mesa aceptó paralizar por cuatro días la destrucción de los sembrados ilegales en la región de Cochabamba (centro), escenario en los últimos días de choques que dejan un muerto y 14 heridos.

"Las tareas de erradicación forzosa en el área del conflicto (...) quedan suspendidas durante los próximos tres o cuatro días", dijo el ministro de la Presidencia, José Galindo, en declaraciones conocidas hoy.

Galindo indicó que el mandatario -que asiste este jueves a la Cumbre de Las Américas- pidió difundir un informe "transparente y ajustado a la verdad" sobre lo ocurrido en la zona de Chapare, en Cochambaba.

"Esperamos que en ese tiempo se pueda generar un clima de distensión", agregó el funcionario, y aclaró que las tareas de erradicación continúan su "desarrollo normal" en el resto del país.

El ministro anunció, además, que el gobierno se comprometió a esclarecer lo ocurrido en la zona de Aroma, también en Chapare, donde perdió la vida Juan Choque, de 37 años, quien recibió un disparo en el rostro en medio de los enfrentamientos.

"No puede haber en el país ningún compatriota que muera sin que se haga una investigación de los hechos", aseguró.

La agencia estatal de noticias indicó, asimismo, que durante el encuentro entre Mesa y Morales se acordó indemnizar a la familia del labriego muerto.

Al referirse a lo ocurrido en Cochabamba, la delegada de la Defensoría del Pueblo, Leonor Arauco, dijo a la prensa que "aparentemente hubo violación a los derechos humanos", pero se inclinó por iniciar una investigación exhaustiva de los hechos.

El secretario de la Conferencia Episcopal, Jesús Juárez, estimó, por su parte, que "en un proceso democrático como el que vive Bolivia, la violencia debería ser desterrada".

Los campesinos se resisten a la destrucción de los sembrados ilegales en los parques de Isiboro Sécure y Carrasco, donde se concentra el 33 por ciento de las 7.300 hectáreas de coca detectadas en Chapare.

También se oponen al plan antidrogas del gobierno, que contempla una inversión de 969 millones de dólares para los próximos cuatro años.

Cifras oficiales indican que en el país existen 23.600 hectáreas de coca, de cuales 50 están en la región Apolo y más de 16.200 en Los Yungas, próximos a La Paz.
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores