Canadá planea retirar 4 submarinos comprados al Reino Unido

Medida se estudia tras incendio que sufrió uno de ellos en el Atlántico en viaje inaugural.

12 de Octubre de 2004 | 19:15 | EFE
TORONTO.- El gobierno canadiense podría retirar de servicio sus cuatro submarinos más modernos tras el incendio que sufrió uno de ellos en el Atlántico Norte durante su viaje inaugural, en el que resultó muerto un marinero.

La diputada del gobernante Partido Liberal, Keith Martin, declaró hoy que Ottawa estudia la medida mientras se indagan las causas del accidente del "Chicoutimi" hace ocho días.

El incendio causó la muerte del teniente Chris Saunders y graves heridas a otros dos marineros por la inhalación de gases tóxicos.

Los cuatro submarinos, de la clase "Upholder" de propulsión diesel-eléctrica, habían sido comprados de segunda mano en 1998 a la Marina británica -que los había construido en la década de 1980- y el "Chicoutimi" era el último en ser entregado tras años de remozamiento.

Los cuatro submarinos han sufrido numerosos problemas en los últimos años por lo que muchas voces en Canadá han solicitado una investigación que estudie todo el programa.

Steven Staples, especialista en temas militares del Instituto Polaris de Ottawa, señaló a EFE que el Parlamento debería investigar "desde los objetivos que los submarinos tienen en la defensa de Canadá hasta las razones por las que los costes se han disparado".

La adquisición de los cuatro submarinos estaba presupuestada en poco más de 500 millones de dólares pero en la actualidad Ottawa ha gastado 750 millones en ellos y sólo uno opera de forma activa.

"No tienen ningún propósito obvio para contribuir a la seguridad del país. Los cometidos que el gobierno utiliza para justificar su compra, como control de las costas o interceptación de drogas, se realizan de forma más efectiva con aeronaves y barcos que ya tenemos", dijo Staples.

Para Staples, los submarinos cumplen las funciones de, principalmente, participar en maniobras con la Marina estadounidense y el control de pesqueros extranjeros en aguas del Atlántico norte.

Dijo que al ser diesel-eléctricos, igual que los de Rusia, China y de otros posibles enemigos de Estados Unidos, su único uso en las maniobras militares conjuntas es ser detectados y convertirse en "blancos de práctica" para los submarinos de EEUU, que son nucleares.

Además, Staples consideró que 750 millones de dólares en submarinos para vigilar pesqueros en el Atlántico Norte es una factura demasiado elevada cuando hay otros medios más baratos.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores