Bush y Kerry rechazaron matrimonios gays, en tercer debate

Ambos estuvieron de acuerdo en este problema, pero mostraron visiones distintas en torno al empleo, los impuestos y el tema de la seguridad nacional.

13 de Octubre de 2004 | 23:12 | AGENCIAS
WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, y su rival para las elecciones del 2 de noviembre, el senador demócrata John Kerry, se mostraron hoy de acuerdo en que el matrimonio debe ser siempre entre un varón y una mujer.

Sin embargo, ambos mostraron importantes diferencias en cuanto al respeto de los derechos de los homosexuales. Para empezar, Kerry dijo que las personas gay no eligen serlo sino que nacen con esa tendencia y deben ser respetados como son.

Bush volvió a defender su intento de reformar la Constitución para prohibir desde la carta magna los casamientos entre homosexuales.

No por ser tolerantes, dijo Bush, "debemos cambiar nuestra visión sobre la santidad del matrimonio".

Kerry se declaró también favorable al derecho de las mujeres al aborto, aun después de reconocer ser católico y haber sido críado en las enseñanzas de la Iglesia.

El presidente, en uno de sus ataques más duros, dijo que su oponente se encuentra a la izquierda del espectro político estadounidense. "Su registro (como senador) es tal que, Ted Kennedy, su colega, es el senador conservador de Massachusetts".

Empleos

En el último debate cara a cara previo a las elecciones presidenciales en noviembre, el candidato John Kerry atacó con dureza el miércoles el desempeño económico y sanitario del gobierno de George W. Bush, mientras que el presidente, que busca la reelección, criticó nuevamente la posición cambiante del aspirante respecto a varios temas, como los impuestos o el gasto gubernamental.

Kerry señaló que 5 millones de personas en Estados Unidos han perdido sus servicios de salud durante el mandato de George W. Bush, a lo que el presidente respondió que los planes de Kerry de expandir los planes de salud en todo el país era una "promesa vacía" que le costará 5.000 billones a los contribuyentes.

Al hablar del tema sanitario, Bush aprovechó el debate para pedirles a los estadounidenses sanos que no reciban la vacuna de la gripa, debido a una escasez de las misma, y que dejen que lo hagan los enfermos y los ancianos.

La cuestión de las vacunas "subraya el problema existente con el sistema de salud estadounidense", dijo el candidato del Partido Demócrata. "No está funcionando y ha empeorado durante los últimos cuatro años de mandato del presidente Bush".

"Este presidente le ha dado la espalda al bienestar de Estados Unidos y no hay sistema" para ayudarlos, dijo Kerry, quien dijo tener un plan para expandir el cubrimiento de salud.

Pero Bush dijo que un "plan no es una letanía de quejas. Y un plan no es proponer programas que no se pueden pagar".

Bush dijo que la propuesta le costaría 7.700 dólares a cada familia. "Es una promesa vacía", dijo.

Según Kerry, Bush se apresuró en declararle la guerra a Irak y ahora Estados Unidos tiene que soportar una "extraordinaria carga", dijo el candidato presidencial John Kerry.

En tanto, Bush dijo que tenía una estrategia clara en la guerra contra el terrorismo, incluyendo la persecución para derrotar a la red al-Qaida, quienes perpetraron los ataques del 11 de septiembre del 2001 en Estados Unidos.

Bush respondió duramente a Kerry: "Justamente, mi oponente comentó este fin de semana sobre como el terrorismo puede quedar reducido a una ligera molestia, y lo comparó a la prostitución y el juego ilegal.... Creo que esta actitud y punto de vista es peligroso".

Kerry señaló que Bush ha evadido los problemas económicos que han acuciado a Estados Unidos, acusándolo de no ayudar a los trabajadores que están desempleados. Dijo, además, que el presidente no ha hecho lo suficiente para defender a los empleados frente a irregularidades o abusos de empresas o países extranjeros.

El debate de 90 minutos en la universidad de Arizona, en el que el tema central es la economía, era la última oportunidad que tenían ambos candidatos, a nivel nacional, para convencer al electorado que aún no ha definido su voto.

Seguridad

John Kerry, dijo el miércoles que el presidente George W. Bush no ha hecho nada para proteger a los estadounidenses de otro ataque, pero el mandatario calificó la estrategia antiterrorista del senador de Massachusetts de "peligrosa".

"Podemos hacer un mejor trabajo en seguridad interna. Puedo hacer una guerra contra el terrorismo mucho más efectiva", dijo Kerry en el tercer debate presidencial que se celebra en la Universidad Estatal de Arizona.

Bush dijo que las guerras en Afganistán e Irak estaban ayudando a lidiar con problemas más amplios relacionados con el terrorismo y que estaban llevando libertad a esos pueblos.

"Sí, podemos estar seguros si nos mantenemos a la ofensiva contra los terroristas y si diseminamos la libertad alrededor del mundo", dijo Bush.

Bush añadió que Kerry adoptaría una estrategia policial para luchar contra el terrorismo que, según él, no funcionaría.

"Creo que esa actitud y ese punto de vista es peligroso", dijo el presidente.

Kerry manifestó que la invasión de Irak ha hecho a Estados Unidos una nación más vulnerable.

Los sondeos muestran que el presidente y el senador demócrata están virtualmente empatados a menos de tres semanas de las elecciones del 2 de noviembre.
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores