Capo mafioso pierde beneficio penitenciario por usar celular

Giovanni Brusca, responsable del asesinato del juez Giovanni Falcone, podía salir cada 45 días, pero el permiso le fue revocado por infringir una de las restricciones que tenía: hablar por teléfono móvil.

31 de Octubre de 2004 | 08:31 | EFE
ROMA.- La Policía italiana ha retirado un polémico permiso penitenciario al jefe mafioso Giovanni Brusca, responsable del asesinato del juez Giovanni Falcone en 1992, por haber utilizado su teléfono móvil durante una de sus salidas de la cárcel, en contra de las normas judiciales.

Pese a haber sido uno de los más sanguinarios jefes de la siciliana Cosa Nostra, Brusca disfrutaba desde la pasada primavera de permisos especiales que le permitían salir de prisión cada 45 días, lo que había levantado una gran polémica en Italia.

Las autoridades judiciales le habían concedido este privilegio al amparo de su estatus de arrepentido, que le fue otorgado en 2000 tras algunos años de colaboración con la Justicia y en medio de la indignación general.

Brusca fue sorprendido por la Policía el pasado viernes en un hotel de las afueras de Roma cuando hacía uso de su teléfono móvil, algo prohibido por las normas penitenciarias, por lo que el permiso le fue retirado y fue devuelto a la cárcel capitalina de Rebibbia, donde cumple innumerables condenas.

Su abogado, Luigi Li Gotti, ha asegurado que ex jefe mafioso utilizó el móvil por pura ’’ingenuidad’’ y ha mostrado su confianza en que lo ocurrido ’’no afecte a la posibilidad de gozar de futuros permisos’’.

La hermana del asesinado juez Falcone, María Falcone, que había calificado los permisos de ’’decisión indecente’’, ha admitido haber obtenido cierto ’’consuelo’’ porque el Estado ha reaccionado ’’con fuerza’’ ante la infracción cometida por Brusca.

Antiguo jefe de la familia mafiosa de la localidad siciliana de San Giuseppe Jato, el ex capo fue quien accionó el detonador de la bomba que el 23 de mayo de 1992 mató al famoso juez antimafia en una autopista cerca de Palermo, junto a su esposa y dos escoltas.

Entre los numerosos homicidios que se le atribuyen se recuerda con especial horror el del niño de 12 años Giuseppe di Matteo, hijo del jefe de un clan rival, al que estranguló en 1995 y luego disolvió su cuerpo en ácido.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores