La Mukata, el recinto en ruinas donde enterrarán a Arafat

El centro de poder palestino es un complejo semidestruido que muestra las huellas de las ofensivas israelíes, y es el lugar donde Arafat estuvo confinado los últimos tres años.

11 de Noviembre de 2004 | 09:08 | Pablo Soto González, El Mercurio en Internet

Maquinaria palestina trabajaba hoy removiendo escombros en la Mukata, donde descansarán los restos de Arafat.
SANTIAGO.- La Mukata, el lugar donde descansarán los restos de Yasser Arafat, es la sede del poder político palestino y está formada por un complejo de edificios, muchos de ellos en ruinas.

El recinto de la Mukata (que en árabe significa distrito) se convirtió en el cuartel general de Arafat desde que Israel lo aislara en Ramallah, Cisjordania, en 2001.

Desde el primer sitio a la Mukata, Arafat estuvo confinado. No salió del recinto, pues temía que si lo hacía, los israelíes no le permitieran volver.

Sólo aceptó trasladarse hace unos días, cuando su salud se agravó, pero antes obtuvo la promesa del gobierno judío de que se le permitiría retornar.

Dentro de la Mukata, el panorama es impactante. Varias enormes moles, que alguna vez fueron edificios que albergaron oficinas, son ahora un montón de ruinas y fierros retorcidos que, por milagro, todavía siguen en pie.

Los palestinos se acostumbraron a convivir con estas ruinas, despreocupados de que los edificios se derrumbaran en cualquier momento. Para ellos, el derruido recinto es un símbolo de la lucha contra los israelíes.

La Mukata fue sitiada por fuerzas israelíes en diciembre de 2001 con el fin de acorralar a Yasser Arafat como represalia por una ola de ataques suicidas palestinos.

Posteriormente, fue atacada en septiembre de 2002.

En múltiples ocasiones, la sede de Arafat fue rodeada por tanques y blindados israelíes. El asedio fue tan intenso, que el "Rais" (presidente) y su círculo más íntimo llegó a pasar varias semanas aislado, sin electricidad ni agua.

Con estos operativos, que recibieron la condena internacional, Israel demostró que ni siquiera Arafat, a quien acusaban de propiciar el terrorismo, se encontraba a salvo de las represalias judías.

En su cuartel general, y a pesar del encierro, el líder palestino siguió recibiendo visitas de distintas personalidades internacionales. Incluso varios parlamentarios chilenos llegaron hasta el lugar para saludarlo.

Control israelí

En Ramallah, a pocas cuadras de la Mukata, se alza una inmensa unidad militar israelí, que con sus banderas al viento es símbolo indesmentible de la ocupación del territorio palestino, en el corazón mismo de los órganos de poder de este pueblo árabe.

Desde esta unidad militar, y desde otros puntos, salen los efectivos israelíes, con sus blindados y poderosa maquinaria de guerra, cuando se producen situaciones de violencia con los palestinos.

El edificio de oficinas de Arafat fue construido en los años 20, época en que el área estaba bajo mandato británico.

Tras la retirada británica, el recinto fue utilizado por el Ejército jordano, y a partir de 1967 –tras la Guerra de los Seis Días- quedó bajo control de las fuerzas israelíes como central de mando para Ramallah.

Finalmente, en 1995 se instaló en el recinto la Autoridad Nacional Palestina (ANP), equivalente el gobierno palestino.

Durante los últimos días, maquinaria pesada trabajó limpiando la Mukata, en preparación del área en la que será enterrado finalmente Yasser Arafat, que por prohibición israelí se vio imposibilitado de ser sepultado en Jerusalén, como él pretendía.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores