Hallan cadáver de joven desaparecida en 1998 en Barcelona

La policía detuvo a un primo de la víctima como presunto homicida.

11 de Noviembre de 2004 | 20:30 | EFE
BARCELONA.- La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 45 años como presunto autor del homicidio de su prima, Noelia Gómez González, de 26, que desapareció en 1998 y cuyos restos óseos han sido localizados en una casa de una urbanización de Castellbell, en la provincia de Barcelona.

Según ha informado hoy el Cuerpo Nacional de Policía, el hallazgo de los restos humanos se produjo ayer, en una vivienda en la que había residido Félix C.G., primo de la víctima que poco después fue detenido en su domicilio de Tarrasa (Barcelona).

Los restos humanos fueron relacionados con la investigación que llevaba a cabo la Policía y que se inició en 1998 a raíz de una denuncia por desaparición de Noelia Gómez González presentada por sus padres.

Fuentes próximas a la investigación precisaron a EFE que el detenido ha confesado durante el interrogatorio policial haber enterrado una parte del cuerpo de la joven en un hueco del suelo de la casa en la que residía entonces y quemado otra parte fuera de la vivienda, si bien negó ser el autor de la muerte.

En su declaración ante la Policía, el detenido ha explicado que la joven y él se encontraban consumiendo droga en su parcela de la urbanización de Castellbell, que se encuentra sólo parcialmente edificada, cuando la joven falleció de una sobredosis.

Según esta misma versión que el detenido ha dado a la Policía, el acusado decidió ocultar el cuerpo de la mujer y quemar gradualmente las partes más grandes en el exterior de la casa y enterrar las más pequeñas (pies y manos) bajo el cobertizo que utilizaba de garaje.

Las mismas fuentes han señalado que la familia de la víctima había apuntado reiteradamente sus sospechas sobre la relación del detenido con la desaparición de Noelia.

La desaparición de la víctima fue denunciada por sus padres el 9 de junio de 1998, cuando no llegó a la casa de una amiga adonde se había dirigido para peinarla, ya que Noelia estudiaba estética en una academia de Tarrasa.

La joven trabajaba los fines de semana en un restaurante y no tenía novio conocido por sus padres, según declaró la madre al presentar la denuncia de su desaparición.

Asociaciones de Vecinos y amigos de la joven se movilizaron tras la desaparición y organizaron batidas para buscar a la joven por los alrededores de Tarrasa y también colgaron numerosos carteles con su fotografía por toda la ciudad.

Los padres de la muchacha han sufrido una fuerte conmoción al conocer el hallazgo del cadáver de su hija y de la detención como presunto autor del crimen de su primo, que mañana pasará a disposición judicial.
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores