Media Luna Roja afirma que Falluja es un "gran desastre"

La Media Luna Roja tiene siete equipos de médicos y trabajadores humanitarios, respaldados por camiones con comida, medicamentes y agua, listos para ir a cada uno de los distritos de Falluja cuando reciba el permiso.

12 de Noviembre de 2004 | 09:09 | Reuters
BAGDAD.- Las agencias humanitarias pidieron el viernes a las fuerzas de Estados Unidos y al gobierno iraquí que les permitan entregar alimentos, medicinas y agua a Falluja y dijeron que los cuatro días de intensos combates habían convertido a la ciudad en un “gran desastre”.

La Sociedad de la Media Luna Roja iraquí, que recibe apoyo de agencias extranjeras incluidas la Cruz Roja y UNICEF, dijo que pidió a las fuerzas norteamericanas y al gobierno interino iraquí que le dejen entregar la ayuda a Falluja y establecer un equipo médico en el principal hospital de la ciudad.

Pero la sociedad dijo que no había obtenido ninguna respuesta.

“Solicitamos al gobierno iraquí y a las fuerzas de Estados Unidos que nos permitan hacer nuestra labor humanitaria con las personas inocentes”, dijo Firdoos al-Ubadi, una portavoz de la Media Luna Roja.

“Es su responsabilidad”, dijo, agregando que a juzgar por los reportes recibidos de refugiados y por las imágenes de la televisión, Falluja era un “gran desastre”.

Un portavoz militar de Estados Unidos dijo que la Media Luna Roja tenía permiso para ayudar a los refugiados alrededor de Falluja, pero no podía decir si había obtenido acceso a la ciudad misma.

La Media Luna Roja tiene siete equipos de médicos y trabajadores humanitarios, respaldados por camiones con comida, medicamentes y agua, listos para ir a cada uno de los distritos de Falluja cuando reciba el permiso.

Unos 10.000 soldados y marines de Estados Unidos, respaldados por artillería pesada y aviones de guerra, ingresaron a Falluja desde varias direcciones el lunes por la noche, lanzando una ofensiva contra los rebeldes.

El ejército norteamericano estima que 600 extremistas han sido muertos en cuatro días de enfrentamientos callejeros. Los militares dicen que 18 soldados estadounidenses y 34 efectivos iraquíes perdieron la vida, y que los combates también dejaron 178 norteamericanos heridos.

Decenas de edificios de Falluja fueron totalmente destruidos. Las imágenes de televisión mostraron algunos distritos totalmente demolidos. Durante días no ha habido agua ni energía en la ciudad, y las tiendas de alimentos fueron cerradas, de acuerdo con los residentes.

Los comandantes de Estados Unidos dicen que la cantidad de víctimas civiles ha sido reducida, pero los residentes rechazan esa versión, describiendo incidentes en los que no combatientes -incluyendo mujeres y niños- han sido muertos por metralla o alcanzados por bombas.

En un caso de esta semana, un niño de nueve años recibió impacto de metralla en el estómago.

Sus padres dijeron que no pudieron llevarlo al hospital a causa de los combates, por lo que le vendaron el estómago con sábanas para tratar de detener la hemorragia. El niño murió horas después por la pérdida de sangre y fue enterrado en el jardín de la casa.

Rasoul Ibrahim, padre de tres niños, huyó de Falluja el jueves por la mañana y arribó con su esposa y sus hijos a Habbaniya, a unos 20 kilómetros al oeste, el jueves por la noche.

Ibrahim dijo que las familias que quedaban en la ciudad necesitaban ayuda en forma desesperada.

“No hay agua. La gente toma agua sucia. Los niños están muriendo. La gente come harina porque no hay alimentos adecuados”, dijo a los trabajadores humanitarios en Habbaniya, que se ha convertido en un campo de refugiados con unas 2.000 familias allí.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores