Restos de Arafat fueron enterrados en la Mukata

En medio de un caos originado por la presencia de miles de palestinos que sobrepasaron las barreras de seguridad en Ramallah, el ataúd del líder árabe fue depositado en un monumento especial.

12 de Noviembre de 2004 | 11:26 | El Mercurio en Internet/Agencias

RAMALLAH.- Miles de palestinos acompañaron los restos del líder árabe Yasser Arafat que fueron enterrados hoy en la Mukata, Ramallah, en una jornada marcada por un desorden y caos generalizado.

Fue una multitud la que llegó hasta la Mukata, lugar donde Arafat pasó sus últimos días antes de ser internado en un hospital en París, donde falleció ayer.

En forma alborotada y descontrolada, los palestinos se abalanzaron sobre el féretro que transportaba los restos de quien fuera su Presidente luego de su llegada a la Mukata procedente de Egipto, donde se efectuó su ceremonia de funeral, con carácter de Estado.

La tumba de Yasser Arafat en la Mukata fue cubierta por clérigos musulmanes con tierra de la mezquita de Al Aksa, de Jerusalén.

El cadáver fue enterrado de forma precipitada. Ante la imposibilidad de seguir el programa original y rendirle honores militares, fue introducido en una suerte de sarcófago de cemento, con la intención de algún día trasladarlo a Jerusalén.

Entretanto, su tumba fue rellenada con varios sacos de tierra procedente de la explanada de las mezquitas de Jerusalén, donde él quiso ser enterrado.

Además, en los próximos días, varios árboles que fueron arrancados de la explanada de las mezquitas serán colocados alrededor de la tumba.

Israel prohibió que Arafat fuera enterrado en Jerusalén por las consecuencias políticas que pudiera tener en el futuro.

Caótica recepción


El ataúd llegó en un helicóptero que fue rodeado de miles de emocionados palestinos apenas se posó en el helipuerto de la sede gubernamental, en Ramallah.

Cientos de guardias de seguridad y autoridades palestinas intentaron, sin resultados, contener a la muchedumbre, que con banderas y disparos al aire, sobrepasó las barreras e irrumpió en el recinto para despedir a su fallecido líder.

El helicóptero con los restos del "rais" aterrizó a las 14:18 hora local (12:18 GMT) en el helipuerto de la Mukata. La aeronave llegó procedente de la ciudad egipcia de El-Arish, en el norte de la península del Sinaí, a donde fue trasladado en un avión Hércules C-130 de la Fuerza Aérea egipcia, tras el funeral de Estado en El Cairo.

Tras más de quince minutos de espera, el ataúd que porta los restos del líder fue sacado de la nave para ser trasladado en andas hasta el interior de la Mukata. Pero luego de pasar por sobre cientos de fieles, el féretro fue subido a un jeep en el que intentaron conducirlo hasta el interior del inmueble en el que vivió sus últimos años.

El recorrido fue muy lento, debido a la gran cantidad de personas que trataron de tocarlo e incluso de subirse sobre el ataúd.


Las calles colindantes con la Mukata de Ramallah están repletas de gente que canta alabanzas y lemas nacionalistas, después de salir de las mezquitas tras los tradicionales rezos del viernes al mediodía.

Además, la población palestina tomó posiciones en las azoteas de los alrededores para contemplar el acontecimiento.

Los más jóvenes permanecen sobre los tejados del complejo, entre ellos el edificio donde estaban situados las oficinas de Arafat y otro desde donde hoy transmiten las televisiones internacionales.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores