Anciana denunció haber sido violada por hombre de 92 años

Recurrirá ante el tribunal que absolvió al acusado por considerar que no está probado que las relaciones entre ambos no fueron consentidas.

12 de Noviembre de 2004 | 20:20 | EFE
SAN SEBASTIÁN.- Una mujer de 76 años que denunció haber sido violada por un hombre de 92 ha anunciado hoy que recurrirá ante el Tribunal Supremo la sentencia de la Audiencia de Guipúzcoa (norte) que absuelve al anciano al considerar que no se ha probado que las relaciones que ambos mantuvieron no fueron consentidas.

Según explicó a EFE la abogada de la mujer, la sentencia absolutoria "se basa fundamentalmente en las meras manifestaciones del acusado" durante el juicio, que "carecen del más mínimo contraste probatorio y han sido negadas por la víctima".

En su opinión, "la edad del acusado ha sido un factor determinante para su absolución", ya que "existe prueba más que suficiente para imponer una sentencia condenatoria que no ha sido debidamente valorada".

La abogada explicó que "la familia de la víctima no da crédito a lo ocurrido y no está en absoluto conforme" con el fallo.

La sentencia dictada por la Sección Primera de la Audiencia considera probado que desde 1980 los dos ancianos solían mantener relaciones sexuales en las visitas en las que el hombre hacía a la mujer para comprar el pan que ella elaboraba.

El escrito del tribunal precisa que el 12 de julio de 2001, en una de estas visitas, el inculpado se acercó a la anciana, "le soltó el delantal, la agarró de las manos y la colocó contra la mesa, bajándose los pantalones" con la intención de mantener una relación sexual que creía consentida "escudándose en la experiencia vivida durante más de 20 años", momento en el que fue sorprendido por la nuera de la anciana, con la que previamente se había puesto de acuerdo.

La sentencia concluye que no hay pruebas que hagan pensar que las relaciones sexuales no fueran voluntarias, por lo que absuelve al imputado y anula las medidas cautelares que se le habían impuesto, es decir la prohibición de acercarse a menos de 100 metros de la anciana y de acceder a su caserío (vivienda típica de Guipúzcoa), así como la fianza de 3.000 euros que tuvo que pagar.
Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores