Arqueólogos confirman la existencia de la ciudad perdida de Heracleion

La ciudad poseía uno los mayores puertos de Egipto y funcionó como entrada comercial clave antes de la existencia de Alejandría, en el 331 AC.

13 de Noviembre de 2004 | 15:03 | Ansa
LONDRES.- Arqueólogos y expertos marinos británicos hallaron una placa de oro del siglo 3 AC que confirma ahora la presencia de la ciudad perdida de Heracleion, a pocos kilómetros de la costa de Alejandría, norte de Egipto.

Según escribió hoy el periódico inglés "The Times", los expertos del Centro de Arqueología Marina de la Universidad de Oxford (Inglaterra), junto a un grupo de arqueólogos franceses, descubrieron una placa de oro que confirma la existencia de la fabulosa ciudad perdida de Heracleion.

A pesar de haber estado inmersa bajo el agua por más de 1.000 años, la placa fue hallada en excelentes condiciones por buceadores ingleses y el experto francés Franck Goddio a pocos kilómetros de Alejandría.

Hasta el momento, Heracleion, la entrada a la tierra de los faraones, era conocida por fábulas de textos antiguos.

El primer manuscrito hallado que cita a la ciudad fue encontrado en el siglo XIX y es conocido como el Stele de Thonis, en el que se confirma la existencia de Heracleion, cuyo nombre en egipcio es Thonis.

La importancia del descubrimiento de la placa es que confirma a los historiadores y arqueólogos que Thonis es la ciudad que los griegos llamaron Heracleion.

De acuerdo a los datos hallados, esa ciudad poseía uno los mayores puertos de Egipto y funcionó como entrada comercial clave antes de la existencia de Alejandría, en el 331 AC.

Durante la Antiguedad, el historiador griego Diodorus menciona que Heracleion fue bautizada con ese nombre, en gratitud por el dios griego Heracles, quien según la tradición detuvo una inundación del río Nilo y salvó a la ciudad de un desastre natural.

Las primeras excavaciones de los arqueólogos han mostrado que la ciudad poseía un magnífico templo dedicado a la deidad suprema faraónica, Amón, conocido en Heracleion como Amón-Gereb, el Dios que le dio a los faraones el derecho para gobernar Egipto.

Los faraones tolomeos afirmaban ser descendientes de ese Dios.

De acuerdo a la leyenda, el Templo de Heracles-Khonsu fue visitado por Paris y Helena de Troya.

El historiador griego Herodotus, que visitó Egipto en el 450 AC, narra en sus crónicas cómo los dos amantes escaparon a esa ciudad de los celos del marido de Helena, Menelao, aunque Thonis, cuidador del puerto del Nilo, les negó la entrada.

Heracleion fue destruida hace 1.200 años por una serie de desastres naturales, incluidos terremotos, inundaciones del Nilo y el aumento del nivel del mar.

La placa de oro hallada, de 60 centímetros por 10cm y que será exhibida en el Museo Greco-Romano de Alejandría, posee inscripciones en griego en memoria de Tolomeo III y su esposa Berenice, como grandes benefactores de un edificio a un Dios.

Fue descubierta cerca de un canal ritual sagrado al norte del templo Goddio.

Jonathan Cole, director del Centro de Arqueología Marina de Oxford, declaró: "Es un hallazgo increíble. Encontrar una placa de oro es raro, pero que tenga una inscripción que hable de Heracleion es magnífico".
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores