Se entregaron 280 paramilitares en Colombia

Hecho constituye una de las mayores acciones de desmovilización de grupos armados.

21 de Noviembre de 2004 | 12:01 | AP
BOGOTA.- Centenares de paramilitares entregaron sus armas y se concentraron en una zona rural bajo vigilancia militar y policial para dar inicio al mayor proceso de desmovilización de grupos armados al a de Colombia.

"Ayer llegaron 280 integrantes del Bloque Bananero y están concentrados en la zona rural cerca de Turbo y esperamos que en las próximas horas se completen 400 para culminar este proceso de desmovilización", dijo el domingo a la AP Jorge Mejía, Secretario de Gobierno del Departamento de Antioquia, en entrevista telefónica desde la zona de desmovilización.

Turbo se encuentra a 480 kilómetros al noroccidente de Bogotá y es la principal ciudad de la zona bananera de Urabá, que durante las décadas de los año 80 y 90 fue escenario de sangrientos episodios de violencia protagonizados por la guerrilla y los paramilitares que se disputaban el control de la región.

"El jefe del bloque Hernán Hernández nos manifestó que su decisión de desmovilizarse es irrevocable y quiere llegar hasta el final de este proceso", agregó Mejía, quien con delegados del Comisionado de Paz, la Iglesia Católica y la Organización de Estados Americanos (OEA), está verificando el proceso.

Mejía dijo que las armas entregadas el sábado por los combatientes "son modernas" y que las autoridades tomarán posesión de ellas en una ceremonia especial en el curso de la semana.

Informó que los paramilitares deberán reintegrarse a la sociedad antes del 10 de diciembre, salvo aquellos que tengan acusaciones por delitos atroces que deberán responder ante la justicia.

La desmovilización del Bloque Bananero, uno de los mas antiguos grupos paramilitares que ha tenido un papel fundamental en el desplazamiento de la guerrilla de la zona de Urabá, es el comienzo de un proceso de desintegración de grupos de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) con unos 3.000 hombres.

Otros bloques de paramilitares están en proceso de desmovilizarse antes de concluir el año en las zonas de Córdoba, en la misma zona geográfica de Urabá, y en el Catatumbo, en la frontera nororiental con Venezuela.

El año pasado se desmovilizaron otros 1.042 combatientes del Bloque Cacique Nutibara de Medellín y de las Autodefensas de Cajibío, en el Departamento del Cauca.

El gobierno del presidente Alvaro Uribe y las AUC se han comprometido a que para el 31 de diciembre de 2005 hayan desaparecido todos los grupos paramilitares que suman alrededor de 20.000 combatientes.

Este proceso tropieza aún con la falta de un marco legal para que los jefes paramilitares sean sometidos a la justicia, una exigencia de gobiernos y organismos extranjero y diversos sectores nacionales, para que sus crímenes no queden impunes.

Por ahora, lo único que hay es una promesa presidencial de que los líderes de la AUC por estar inmersos en un proceso de paz no serán extraditados a los Estados Unidos en donde tienen acusaciones por narcotráfico, mientras en Colombia están procesados por asesinatos selectivos y colectivos.

Además de la desmovilización de los paramilitares, el Gobierno adelanta un programa que estimula la deserción de los guerrilleros a cambio de su incorporación a un programa de "resocialización" mediante la educación, el trabajo y ayuda económica.

Durante los últimos 27 meses se han incorporado a este programa 7.021 personas, el 60% de ellas pertenecientes a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la mayor y más antigua guerrilla del país.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores