Irán y Corea del Norte tensionan conferencia sobre armas nucleares

El primero anunció que seguirá sus pruebas de enriquecimiento de uranio y el segundo probó un misil el fin de semana, a horas del inicio de la reunión sobre el tratado de no proliferación de estas armas.

02 de Mayo de 2005 | 05:18 | EFE
NACIONES UNIDAS.- La Conferencia sobre el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares (TNP) comienza hoy en la ONU en medio de una gran tensión, provocada por el desafío que han lanzado este fin de semana dos de las potencias nucleares, Corea del Norte e Irán.

Precisamente, Estados Unidos llega a la reunión con la intención de arrancar de los 188 países firmantes del citado tratado una condena unánime a estas dos potencias, si bien se topará con duras críticas por sus pocos avances en materia de reducción de su propio arsenal.

Hace tan solo unas horas, el Gobierno norcoreano desafió a Estados Unidos y a sus aliados en Extremo Oriente con el lanzamiento de un misil, que acabó cayendo en el Mar de Japón.

Pese al corto alcance del misil, el régimen comunista norcoreano demostró su capacidad para asestar un golpe más allá de sus fronteras.

Previamente, Irán había anunciado que esta semana decidirá si reanuda sus actividades de enriquecimiento de uranio, si bien ha reiterado que sus actividades nucleares tienen fines pacíficos.

Precisamente, la posición de Corea del Norte e Irán ha colocado en los últimos años en una situación muy difícil al Tratado de no Proliferación de Armas Nucleares, especialmente desde que Corea del Norte decidió retirarse en 2003.

Por ello, la conferencia de este año ha sido convocada con el objetivo de reforzar y fortalecer el TNP, firmado hace 35 años, si bien las posibilidades de alcanzar este acuerdo son pequeñas, por las grandes discrepancias que existen entre los países signatarios.

Por un lado, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) va a poner sobre la mesa su propuesta para establecer una moratoria mundial de cinco años en la construcción de nuevas instalaciones de enriquecimiento de uranio y el procesamiento de plutonio, pasos indispensables en la fabricación de una bomba nuclear.

Sin embargo, algunas grandes potencias, como Estados Unidos, Francia y Japón, se niegan con el argumento de que ello entorpecerá sus programas de desarrollo de energía nuclear.

Por otro lado, Estados Unidos presionará para obtener una condena de Corea del Norte e Irán, si bien se le exigirá a cambio un mayor compromiso en la reducción de sus arsenales.

El propio presidente de la conferencia, el diplomático brasileño Sérgio de Queiroz Duarte reconoció el pasado viernes sus dudas sobre el éxito de la conferencia, dado que los países no han sido capaces ni siquiera de alcanzar un consenso sobre la agenda de trabajo.

"Si no se alcanza un consenso sobre cómo reforzar el reglamento del TNP; ello será muy negativo. Esta es mi opinión personal", dijo el embajador, al ser preguntado sobre qué determinará si la conferencia es un éxito o un fracaso.

El propio secretario general de la ONU, Kofi Annan, se hacía eco de la necesidad de reforzar este tratado en su reciente informe sobre la reforma de la organización, en el que describía los retos y desafíos a los que se enfrenta Naciones Unidas.

"El TNP ha resultado ser indispensable en estos 35 años. No solo ha reducido el peligro nuclear, sino que ha demostrado el valor de los acuerdos multilaterales para salvaguardar la paz y la seguridad internacionales", decía Annan.

"Pero hoy en día se ha producido la primera retirada de una de las partes, y eso hace que el Tratado se enfrente a una crisis de confianza y a crecientes dificultades para su verificación y ejecución", añadió Annan.

Ante la conferencia que hoy comienza, y que se prolongará hasta el 27 de mayo, Annan ha urgido a los países poseedores de armas nucleares, a los que atribuye una "responsabilidad única", a hacer más por reducir sus arsenales y dar al mundo mayores garantías de seguridad.

"Es esencial la rápida negociación de un tratado que prohíba la producción de material fisionable (que permita la fisión nuclear); además debe mantenerse la moratoria de los ensayos nucleares hasta que podamos lograr que entre en vigor el tratado de prohibición completa de los ensayos nucleares", alentó Annan.
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores