Recuperación de capa de ozono sólo sería posible a partir de 2065

Investigadores sospechan que esto se debe a que los modelos más viejos de refrigeradores y aire acondicionado en los autos en EE.UU. y Canadá siguen emitiendo químicos que descomponen el ozono.

07 de Diciembre de 2005 | 15:04 | AP
SAN FRANCISCO.— La posible recuperación de la capa de ozono sobre la Antártida, donde se descubrió la formación de un agujero hace un par de décadas, podría tardar varios años más de lo previsto, advirtió ayer un grupo de científicos.

Los investigadores sospechan que ello se debe a que los modelos más viejos de refrigeradores y sistemas de aire acondicionado en los automóviles en Estados Unidos y Canadá siguen emitiendo químicos que descomponen el ozono. Los dos países eliminaron la emisión de esos químicos en sus productos más nuevos.

Si los científicos tienen razón, ello implicaría que habrá una exposición más prolongada a los rayos ultravioleta nocivos, lo que eleva los riesgos de cáncer en la piel y cataratas en los ojos de la gente. La exposición de largo plazo a los rayos ultravioleta es también perniciosa para la biodiversidad del planeta.

Desde el descubrimiento del agujero de ozono sobre el Polo Sur, en la década de 1980, los satélites y estaciones en tierra lo han observado. Modelos actuales computarizados sugieren que el agujero se repararía entre el 2040 y 2050, pero el análisis de ayer sugiere que el hueco no desaparecerá sino hasta el 2065, aproximadamente.

En tanto, la capa de ozono sobre el Ártico, menos dañada, se recuperaría cerca del 2040, de acuerdo con un nuevo modelo realizado por John Austin, de la Dirección Nacional Oceánica y Atmosférica.

Los resultados fueron presentados en un encuentro de la Unión Geofísica Estadounidense, en San Francisco.

"Desde una perspectiva humana, esto es un poco desalentador, porque significa que habrá todavía mayores niveles de rayos ultravioleta", dijo Paul Newman, científico atmosférico del Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la NASA.

Las mediciones del agotamiento del ozono varían cada año, lo que dificulta a los científicos el predecir los efectos a largo plazo de los cambios o cómo afectarán la recuperación.

La dimensión del agujero en la Antártida, este año, rivalizó con la mayor, detectada en el 2003. En septiembre, el agujero sobre el Polo Sur tuvo una extensión máxima de 25,9 millones de kilómetros cuadrados.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores