Papa invita a abrir los corazones al amor de Cristo presente en la Eucaristía

Durante el tradicional rezo del Angelus, el Pontífice indicó que la liturgia de hoy "nos invita a alegrarnos porque se acerca la Pascua, que es el día de la victoria de Cristo sobre el pecado".

18 de Marzo de 2007 | 08:26 | EFE

CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa Benedicto XVI animó hoy a los fieles, "de modo particular" en este tiempo de cuaresma, a abrir sus corazones "al amor de Jesucristo presente en la Eucaristía".


Durante el tradicional rezo del Angelus en plaza San Pedro, el Papa indicó que la liturgia de hoy "nos invita a alegrarnos porque se acerca la Pascua, que es el día de la victoria de Cristo sobre el pecado y la muerte".


El Papa dijo que "la fuente de la alegría cristiana" se encuentra en la Eucaristía, que "Cristo nos ha dejado como Alimento espiritual, mientras seamos peregrinos en esta tierra?".


La Eucaristía, explicó el Papa, "alimenta en los creyentes de todas la épocas esa alegría profunda, que es uno con el amor y con la paz y que tiene origen de la comunión con Dios y con los hermanos".


Benedicto XVI señaló que en la Eucaristía, "Cristo ha querido darnos su amor, que lo ha empujado a ofrecer en la cruz la vida por nosotros".


Jesús "nos ha dejado el mandamiento del amor: Como yo os he amado, así amaos también vosotros los unos a los otros", recordó el Papa.


Benedicto XVI indicó que, como esto es posible "sólo permaneciendo unidos a Él (Jesús), como sarmientos a la vid, Él mismo ha decido permanecer entre nosotros en la Eucaristía, para que nosotros pudiésemos permanecer en Él".


El Papa recordó que el pasado martes se presentó su Exhortación Apostólica Postsinodal "Sacramentum Caritatis", cuyo tema es la Eucaristía, "fuente y cima de la vida y de la misión de la Iglesia".


Dicha exhortación apostólica, sobre la que dijo que tiene intención de volver, es "la expresión de la fe de la Iglesia universal en el Misterio eucarístico, y está en continuidad con el Concilio Vaticano II y el magisterio de mis venerados predecesores Pablo IV y Juan Pablo II".


En su tradicional saludo a los peregrinos de lengua española, el Papa, que citó a los de la parroquia Virgen de la Paloma de Madrid, alentó a los fieles a "participar gozosamente en la misa dominical, fuente de la libertad auténtica de los hijos de Dios".

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores