Esposa de Obama priorizará a su familia si llegan a la Casa Blanca

"Mi principal trabajo (como posible primera dama) seguirá siendo, con toda honestidad, el de madre", recalcó Michelle.

04 de Agosto de 2008 | 19:30 | EFE

WASHINGTON.- Michelle Obama, esposa del candidato demócrata a la Presidencia de EE.UU., Barack Obama, afirmó en una entrevista con la revista Ebony que si se convierte en primera dama su principal trabajo será el de ser madre de sus dos hijas.


"Mi principal trabajo (como posible primera dama) seguirá siendo, con toda honestidad, el de madre y asegurarme de que en esta transición, que será más intensa para las niñas, ellas tengan una vida estable, ordenada y que sepan que van a seguir siendo el centro de nuestro universo", explicó Michelle.


La esposa de Barack Obama deja así claro que, en el caso de que se convierta en primera dama de EE.UU., su familia y sus dos hijas, Malia, de 10 años, y Sasha, de 7 años, seguirán siendo su principal preocupación por encima de todo.


Michelle, que aparece vestida con un traje negro en la portada de la nueva edición de la revista Ebony, que saldrá a la venta el 12 de agosto, confesó que su mejor complemento no son joyas, bolsos o zapatos, sino su marido.


"Barack y yo, como pareja, amigos y amantes, nos complementamos en muchos sentidos. Lo que más me gusta es tener a Barack a mi lado y viceversa, ya sea ver cómo me regala una sonrisa, cómo cautiva a su público o cómo habla a mayores de edad en una residencia", dijo.


En la entrevista, Michelle habló de su matrimonio con quien podría ser el primer Presidente afroamericano de EE.UU., la moda y cómo compaginar el trabajo de madre con su carrera profesional.


Michelle, de 44 años, que ha trabajado como abogada y ejecutiva en un hospital, cree que el desafío que afrontan las mujeres que tienen que compaginar las tareas en casa con su trabajo debería ser resaltado en las políticas públicas.


También apoya a las esposas de militares y entiende el estrés adicional que soportan cuando sus maridos se encuentran destinados durante largas temporadas en el extranjero.


"Hay que tener en cuenta que no hay ayuda psicológica para estas familias y ellas luchan junto a sus maridos cuando vuelven a casa y tratan de olvidarse de temas muy emocionales", subrayó Michelle.


En otro aspecto de la entrevista, la esposa de Barack Obama cuenta que ella, al igual que su marido, suele hacer ejercicio, pero confiesa que era difícil encontrar tiempo para ello cuando su marido estaba trabajando en el Senado de Illinois.


Explicó que intenta transmitir a sus hijas la importancia de hacer ejercicio.


"El estar en forma ha sido todavía más importante para mí después de tener hijos porque también pienso en cómo enseñarles una vida sana", agregó.


La familia Obama también se cuida a la hora de reunirse en el comedor, ya que tratan de comprar casi exclusivamente productos orgánicos.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores