El Presidente de Pakistán, Pervez Musharraf, anuncia su dimisión

En un emotivo discurso transmitido en vivo, explicó que había tomado la decisión de dimitir para evitar que su país entre en una grave crisis política interna.

18 de Agosto de 2008 | 05:07 | DPA

Sus opositores estaban promoviendo una moción para obligarlo a renunciar.

EFE
ISLAMABAD.- El Presidente de Pakistán, Pervez Musharraf, anunció hoy su renuncia, "en el mejor interés del país", para evitar un proceso de destitución promovido en el Parlamento por la actual coalición gobernante.

En un emotivo discurso transmitido en vivo y directo desde el palacio presidencial en Islamabad, Musharraf explicó que había tomado la decisión de dimitir para evitar que Pakistán entre en una grave crisis política interna.

El general retirado defendió la política que ha seguido durante sus casi nueve años en el poder, al asegurar que siempre ha actuado en defensa de los intereses de Pakistán.

El ex jefe de las Fuerzas Armadas paquistaníes se había hecho con el poder mediante un golpe de Estado incruento el 12 de octubre de 1999.

La coalición de gobierno, encabezado por el Partido Popular de Pakistán (PPP), de la asesinada ex primera ministra Benazir Bhutto, anunció el 7 de agosto que buscaría la destitución de Musharraf bajo los cargos de "flagrante mala conducta y violación de la Constitución".

El presidente sostuvo en su discurso que las acusaciones presentadas contra él carecen de todo fundamento. Aun así, consideró que un proceso de destitución y un enfrentamiento entre el gobierno y el presidente causaría un daño al país en las condiciones actuales.

"Quiero evitarle una crisis al país", declaró Musharraf, quien no aclaró, sin embargo, si abandonará su país para vivir en el exilio como han asegurado varios medios paquistaníes. El semanario estadounidense "Newsweek" citó hace poco a un estrecho colaborador de Musharraf diciendo que el presidente se exiliará durante los próximos tres meses en Arabia Saudí.

Según "Newsweek", Musharraf dejó de oponer resistencia a los reclamos de dimisión después de que su sucesor al frente de las Fuerzas Armadas, general Ashfaq Parvez Kayani, le dijera que ya no contaba con el respaldo del ejército.

Algunos medios paquistaníes aseguran que amigos íntimos de Musharraf mantuvieron entre bastidores negociaciones con el PPP para que se garantizara al presidente inmunidad jurídica por sus decisiones adoptadas desde el golpe de Estado de 1999 a cambio de que renunciara voluntariamente a su cargo.

La popularidad de Musharraf, un aliado clave de Estados Unidos en la lucha internacional contra el terrorismo islamista, comenzó a desplomarse en marzo de 2007, cuando despidió al entonces presidente de la Corte Suprema de Justicia, Iftijar Chaudhry, un jurista independiente que había fallado varias veces contra el presidente en temas sensibles.

Ante la ola de protestas que desató la destitución de Chaudhry, Musharraf lo reinstaló al frente de la Corte Suprema, para despedirlo nuevamente el 3 de noviembre tras declarar el estado de emergencia en el país para impedir que el alto tribunal dictaminara sobre la validez de su reelección para un segundo mandato presidencial.

La imposición del estado de emergencia le valió a Musharraf críticas de amplios sectores de la población paquistaní y de organizaciones internacionales defensoras de los derechos humanos, lo que desembocó en una aplastante derrota de los aliados políticos del presidente en las elecciones legislativas del 18 de febrero.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores