El "hombre cohete" se prepara para cruzar el Canal de la Mancha

El ex piloto militar Yves Rossy trabaja hace años en la construcción de unas alas propulsadas por un motor a reacción que le permite volar a hasta 300 kilómetros por hora.

21 de Agosto de 2008 | 14:06 | DPA

BEX/GINEBRA.- Yves Rossy, conocido como "el hombre cohete" por su dedicación a actividades de alto riesgo, realizó exitosamente una prueba de vuelo con alas de diseño propio en los Alpes suizos antes de lanzarse a cruzar del Canal de la Mancha, según informó hoy su servicio de prensa en Ginebra.


El cruce del Canal, previsto para el 24 de septiembre, convertiría a Rossy en la primera persona del mundo en recorrer este trecho haciendo uso de un particular método de vuelo.


La prueba en cielo suizo, en el cantón de Vaud, tuvo lugar el martes cuando Rossy se lanzó desde un avión, permaneció diez minutos en el aire y recorrió 35 kilómetros, distancia equivalente a la que separa la ciudad de Calais, en la costa francesa, y la localidad de Dover, en la costa británica.


"Todo pudo realizarse sin inconvenientes, es una locura total, es el vuelo más largo que hago con estas alas. Si la técnica funciona, está bien para el Canal de la Mancha, siento una gran alegría ante este nuevo desafío", afirmó el suizo, de 48 años.


Desde hace meses que el ex piloto militar lleva a cabo experimentos con una construcción de alas propulsadas por un motor a reacción que le permite volar a hasta 300 kilómetros por hora.


La construcción, denominada "Fusion Man", tiene una envergadura de 2,5 metros y fue nuevamente reemplazada por un nuevo prototipo, afirmó el comunicado, que agrega que el cruce del Canal será transmitido en vivo por varias emisoras y que, además, Rossy tiene previsto escribir un libro sobre la aventura.


En el año 2003, el austríaco Felix Baumgartner fue la primera persona en volar sobre el Canal provisto de un paracaídas y alas adosadas a su espalda diseñadas por él mismo.


Baumgartner se lanzó de un avión que sobrevolaba Dover a una altura de 9.000 metros y aterrizó aproximadamente diez minutos más tarde en las inmediaciones de Calais.


El austríaco utilizó para su aventura alas aerodinámicas fabricadas con un material extraliviano. Para poder saltar a semejante altura, debió recurrir a un aparato de respiración y a un traje especial, debido a la temperatura, de 50 grados Celsius bajo cero.


En 1999, dos oficiales de la Marina francesa cruzaron por primera vez el Canal de la Mancha "en equipo" de paracaídas: ambos iban enganchados a un tirante doble.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores