Bush promete no levantar embargo sobre "calabozo" de Cuba

"Es tan triste que justo frente a las costas de nuestra gran nación que cree en los derechos humanos y en la dignidad humana exista este, este calabozo (...) Pero un día Cuba será libre", señaló el Jefe de Estado norteamericano.

10 de Octubre de 2008 | 19:06 | Reuters

WASHINGTON.- El Presidente norteamericano, George W. Bush, describió hoy a Cuba como un "calabozo" frente a las costas de Estados Unidos y dijo que Washington no levantará su embargo económico hasta que La Habana no libere a sus presos políticos y garantice los derechos de expresión.


Hablando a cubano estadounidenses en el aniversario de la independencia de Cuba de España, en 1868, Bush dijo que ofreció ayuda a La Habana tras los huracanes que devastaron la isla hace un mes, pero que el Gobierno comunista del Presidente Raúl Castro la rechazó.


"Esa ayuda fue rechazada por los (hermanos Fidel y Raúl) Castro, lo que debería demostrarle al pueblo de Cuba y al mundo que los Castro sólo están interesados en sí mismos y en su poder y no en el beneficio y bienestar del pueblo cubano", dijo Bush a un pequeño grupo reunido en el restaurante Havana Harry's en un suburbio de Miami.


"Es tan triste que justo frente a las costas de nuestra gran nación que cree en los derechos humanos y en la dignidad humana exista este, este calabozo (...) Pero un día Cuba será libre", añadió.


Cuba y Estados Unidos están enfrentados desde la revolución que llevó a Fidel Castro al poder en 1959. Washington aplica desde hace 46 años un embargo comercial contra la isla.


El Gobierno de Raúl Castro, que reemplazó en febrero en el poder a su convaleciente hermano Fidel, declinó tres ofertas de ayuda hechas por Washington tras los huracanes Gustav e Ike, que azotaron el país entre el 30 de agosto y 9 de septiembre causando 5.000 millones de dólares en daños.


Aún así, la estatal Agencia para del Desarrollo Internacional de Estados Unidos (USAID, por sus siglas en inglés) asegura haber distribuido 2 millones de dólares en ayuda entre organizaciones humanitarias que operan en la isla.


El Gobierno cubano dijo que no quería regalos de su enemigo, pero solicitó a Estados Unidos que levantara el embargo comercial para permitirle comprar alimentos y materiales de construcción.


Washington respondió con una última oferta de 6,3 millones de dólares en refugios de emergencia y casas prefabricadas. Según funcionarios estadounidenses, La Habana todavía no ha respondido oficialmente.


Bush dijo que su administración había trabajado de cerca con cubano estadounidenses "con un objetivo en mente: la libertad de Cuba".


"Todas las políticas que tenemos en práctica apuntan a darle al pueblo de Cuba una oportunidad de profesar libremente su fe y hablar libremente e ir a una plaza pública y expresarse sin temor a la represión", dijo.


El Presidente dijo que Estados Unidos debería levantar su embargo contra Cuba "sólo cuando el Gobierno de Cuba deje a la gente expresarse libremente"."Cambiaremos nuestra política cuando la gente que gobierna Cuba libere a los presos de conciencia de las prisiones. Hasta entonces no cambiaremos", añadió.


Eso, sin embargo, podría cambiar si el candidato demócrata Barack Obama gana las elecciones presidenciales de noviembre.Obama apoya la flexibilización parcial del embargo. Su rival republicano John McCain, en cambio, defiende el mantenimiento de las sanciones hasta que no sean realizadas elecciones libres en la isla.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores