Repatriarán restos de obispo malayo muerto en naufragio en Guatemala

Julius Danaraj Paul se encontraba de vacaciones en la zona turística de Panajachel, cuandio ocurrió el hundimiento de la embarcación en que iba a bordo.

24 de Noviembre de 2008 | 19:24 | EFE

CIUDAD DE GUATEMALA.- Los restos del obispo malayo Julius Danaraj Paul, muerto en Guatemala cuando la lancha en la que viajaba naufragó en las aguas del lago de Atitlán, serán repatriados a su país en las próximas horas, informaron hoy fuentes oficiales.


"El cuerpo del obispo Danaraj se encuentra en una funeraria de la zona nueve (de la capital guatemalteca), mientras se completan los requisitos legales para su repatriación a Malasia”, dijo una fuente de la Iglesia Luterana de Guatemala.


Danaraj, primer obispo de la iglesia Luterana de Malasia, se encontraba de vacaciones en la zona turística de Panajachel, ubicada a unos 110 kilómetros al oeste de la capital guatemalteca.


La lancha en la que viajaba Danaraj salió del embarcadero de Santiago Atitlán y naufragó unos tres kilómetros aguas adentro, en un lugar conocido como Isla de los Gatos, en la bahía de Santiago Atitlán, por razones que aún se desconocen.


El turista francés Guillermo Frezot y el guatemalteco Valerio Cogüitz Costal también murieron en el accidente, y otros tres tripulantes, cuyos nombres y nacionalidades se desconocen, se encuentran desaparecidos.


Ocho personas más que viajaban en la lancha fueron rescatadas con vida por socorristas y navegantes que pasaban por el lugar al momento del accidente.


La Policía Nacional Civil (PNC) rectificó hoy el reporte inicial del accidente, dado a conocer el domingo, en el que identificó a Danaraj como arzobispo de la iglesia católica de Malasia.


El lago de Atitlán, con una extensión aproximada de 130 kilómetros cuadrados, es considerado uno de los principales atractivos turísticos de Guatemala, que cada año es visitado por más de medio millón de turistas extranjeros.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores