Josef Fritzl afirma a revista austríaca: "No merezco indulgencia"

El "Carcelero de Amstteten" confesó a "News" que la presencia de su hija Elisabeth en la sala donde fue juzgado, lo hizo sentirse avergonzado y lo llevó a declararse culpable de todos los cargos.

27 de Marzo de 2009 | 15:30 | El Mercurio Online

SANTIAGO.- La revista austríaca "News" publicó una entrevista a Josef Fritzl, el "Carcelero de Amstetten", donde éste afirma que no merece indulgencia, según informa hoy elmundo.es.


La semana pasada, un tribunal austríaco condenó a Fritzl a cadena perpetua, por encerrar en un sótano y abusar sexualmente durante 24 años de su hija Elisabeth, quien producto de las violaciones concibió siete hijos, uno de los cuales falleció a las pocas horas de nacer.


En la entrevista, el "Carcelero de Amstetten" afirma: "Sólo quiero el castigo más duro, hasta el final". Y agrega: "No merezco indulgencia".


Asimismo, el hombre de 73 años reconoce que el testimonio de su hija ante el tribunal que lo juzgó lo hizo darse cuenta, por primera vez, de la verdadera magnitud del daño que había provocado.


"Cuando me di cuenta de que ella estaba allí, en la sala del juzgado, y me di la vuelta, la vi en el auditorio mirándome. De repente hizo que me sintiera avergonzado, aunque apenas podía oír lo que ella decía", agregó Fritzl, que hasta ese momento había negado los cargos de asesinato y secuestro.


Tras la proyección del video de 11 horas donde Elisabeth entregaba su testimonio, Fritzl se declaró culpable de todos los cargos en su contra, incluido el de asesinato por falta de auxilio del niño que falleció pocas horas después de nacer. "Quise el castigo más duro. Entendí, finalmente, el sufrimiento que traje a mi familia", explicó.


En la entrevista, Fritzl intentó justificar su 'perverso amor' por su familia secreta. "Intenté hacer la vida en el sótano tan agradable como era posible para mi segunda familia, y con el paso de los años se creó una relación entre mi hija y yo", explicó.


Aunque está bajo vigilancia por riesgo de suicidio, el "Carcelero de Amstteten" afirmó que no tiene pensado quitarse la vida. "Me gustaría escribir un libro de disculpas. No para el público, sólo para ella. Intentaré explicar por qué me comporté de una forma tan horrible", confesó. "Sólo deseo que mis víctimas puedan de alguna manera olvidarme y olviden lo que les hice", añadió.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores