Abogado de los McCann asegura que “no hay pruebas” de que Madeleine esté muerta

Rogerio Alves negó además que entre la familia McCann y la policía portuguesa se hayan producido “incompatibilidades” durante el transcurso de la investigación.

03 de Mayo de 2009 | 13:16 | EFE

LISBOA.- Rogerio Alves, abogado de Gerry y Kate McCann, los padres de Madeleine, la niña británica que desapareció en Portugal hace exactamente dos años, aseguró a la prensa lusa que "no hay pruebas" de que la pequeña haya muerto.


El representande consideró que "es normal" que los padres de la niña "tengan esperanzas de hallarla con vida" y recordó que es precisamente el hecho de que no la hayan encontrado "una de las causas por las que se ha archivado el caso".


Preguntado sobre las divergencias entre la familia McCann y la Policía portuguesa durante la investigación, Alves aseguró que "no existe ninguna incompatibilidad" entre ambos y subrayó que toda la información relevante que los padres de Madeleine han conseguido "se la han comunicado a las autoridades portuguesas".


El abogado negó en declaraciones al canal televisivo TVI 24 horas que sus clientes hayan tenido "ningún tipo de tratamiento privilegiado" después de haber sido acusados por la Policía Judicial de estar implicados en la desaparición de la pequeña.


Los McCann fueron exonerados de esas sospechas cuando la Justicia lusa cerró el sumario del caso, el 21 de julio de 2008 , y rechazó, por falta de pruebas, los argumentos de los investigadores policiales, que apuntaban a una muerte accidental de la menor y la ocultación de su cadáver por parte de los padres.


En cuanto a la posibilidad de que se reabra el caso, el letrado dijo que "tiene un valor secundario para los padres". "Lo importante para ellos es que surjan nuevas pistas que les ayuden a encontrar a su hija", subrayó 


En contraposición al interés mediático y los actos de recuerdo que se celebraron el pasado año en localidad portuguesa de Praia da Luz, donde veraneaban los McCann cuando la niña desapareció, este segundo aniversario ha pasado bastante desapercibido en Portugal.


Mientras tanto, la población de Praia da Luz quiere olvidar el misterio que, según aseguran los hosteleros de la zona, ha provocado una importante disminución del turismo inglés.


Ni la polémica generada por los varios libros y miles de artículos periodísticos publicados sobre el caso ni la labor conjunta de las policías portuguesa y británica, las recompensas internacionales o las fotos de Madeleine que dieron la vuelta al mundo, han proporcionado pista alguna sobre el paradero de la niña. 


Madeleine desapareció la noche del 3 de mayo de 2007 cuando dormía, junto a sus dos hermanos gemelos, en el apartamento donde pasaba unos días de vacaciones con sus padres, que esa noche habían ido a cenar a un restaurante cercano con un grupo de amigos.

Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores