Policía que permanece secuestrado por las FARC es ascendido a general

Luis Herlindo Mendieta Ovalle es el uniformado de más alto rango en poder de la guerrilla colombiana.

11 de Mayo de 2009 | 16:05 | DPA

BOGOTÁ.- El Presidente colombiano, Álvaro Uribe, ascendió hoy al grado de mayor general al policía Luis Herlindo Mendieta Ovalle, quien permanece secuestrado por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) desde el 1 de noviembre de 1998.


Las medallas que identifican el grado del uniformado fueron entregadas a la familia de Mendieta en una ceremonia realizada en la escuela de cadetes de Policía General Francisco de Paula Santander, donde además fueron ascendidos 109 oficiales profesionales de policía.


"Recibo este ascenso con mucha humildad porque sé que Luis es así y con un agradecimiento enorme al Gobierno, al Ministerio de Defensa y a la labor que hicieron los senadores de la República por reconocerle a los uniformados que permanecen en cautiverio sus derechos", declaró María Teresa Paredes, esposa de Mendieta.


Mendieta, de 50 años, es el uniformado de más alto rango en poder de la guerrilla colombiana, que lo pretende canjear junto a cerca de 20 efectivos cautivos, algunos de los cuales se encuentran retenidos desde hace más de 11 años.


El efectivo fue hecho rehén en un ataque cometido por más de 1.500 integrantes de las FARC a la ciudad de Mitú, donde murieron una treintena de personas y unos 60 uniformados fueron secuestrados.


Para la emboscada, que tardó más de 72 horas, los rebeldes utilizaron cilindros-bomba, con los que destruyeron la estación de Policía, la Registraduría, los juzgados, sedes de telecomunicaciones, entidades bancarias, el parque y algunas casas.


Mendieta estaba a cargo de 120 hombres que custodiaban la zona, donde para la época no había presencia del Ejército. La asistencia a los uniformados se retrasó debido a que los rebeldes incendiaron la pista aérea y el acceso a la zona por tierra era difícil.


La mayoría de los uniformados secuestrados en la sangrienta acción fue liberada por las FARC en un acuerdo humanitario hecho con el gobierno colombiano en 2001. Uno de ellos, el intendente John Frank Pinchao logró huir en 2007, dos más, el mayor Julián Guevara y el intendente Luis Hernando Peña, fallecieron en cautiverio.


Recientemente, las FARC anunciaron que entregarán el cadáver de Guevara a su madre, la señora Emperatriz de Guevara.


La situación de Mendieta ha llamado la atención debido a los testimonios que han dado secuestrados que han recobrado su libertad en los últimos años sobre el mal trato que recibe de parte de los guerrilleros.


En una prueba de sobrevivencia del oficial, conocida hace más de un año, éste narró que los guerrilleros a veces lo obligan a hacer su necesidades fisiológicas en la olla en la que come.


El ascenso de Mendieta, así como de otros militares secuestrados, fue posible gracias a una ley que entró en curso desde enero pasado y que permite a los uniformados cautivos escalar en sus grados.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores