UE llama a China a actuar con moderación en conflicto de Xinjiang

A través de un comunicado de prensa, el organismo europeo manifestó estar "sumamente preocupado" con respecto al conflicto en el que han muerto, al menos, 156 personas.

07 de Julio de 2009 | 17:57 | El Mercurio Online / DPA

Palos, machetes, tubos de hierro, grandes cuchillos de cocina, picos y palas, son usados en la lucha contra los uigures.

AFP.
Vuelven los enfrentamientos entre policías y minoría musulmana en China

 


ESTOCOLMO.- La Unión Europea (UE) advirtió al gobierno de China, así como a otras partes involucradas en los disturbios de la provincia de Xinjiang, a actuar con "moderación" para una pacífica resolución del conflicto.


En un comunicado que la presidencia sueca de la UE dio a conocer hoy, martes, en Estocolmo, se indicó que el bloque está "sumamente preocupado" y expresa sus condolencias a los familiares de las víctimas.


Según indicaciones de Naciones Unidas, al menos 156 personas murieron y más de 800 resultaron heridas en enfrentamientos entre uigures musulmanes y chinos.


Las autoridades chinas culpan de los disturbios a grupos de uigures en el exilio, que reclaman la independencia de Xinjiang. La mayoría de los ocho millones de habitantes de esta región pertenecen a la etnia uigur, de habla turca y profesión musulmana.



Un crudo conflicto que se cuece a punta de violencia


Tursun, de 40 años, mira en silencio con sus ojos oscuros y dice con la voz vacía: "Han matado a mi hijo. Los soldados abrieron fuego, y mataron a varios niños, entre ellos el mío. Se llevaron el cuerpo y no lo he podido recuperar. Tenía ocho años". En sus ojos no hay lágrimas. Están secos de odio. A su lado, su otro hijo, de siete años, mira sin comprender lo que ocurre, con un palo entre las manos.


Este fragmento, sacado de un artículo publicado por el diario español El País, retrata la crudeza con que se están desarrollando los enfrentamientos entre la minoría musulmana de Urumqi, la etnia Han y las autoridades de fuerzas policiales chinas, en la localidad de Xinjiang.


Tras los enfrentamientos del domingo,  donde el número oficial de muertos ascendió a 156, el de heridos a más de 800 y el de detenidos se empinó sobre los 1.400, Urumqi, se ha convertido en un real campo de batalla y un foco de tensión que podría provocar una explosión aún mayor.


En esta ciudad, donde habitan cerca de 2,3 millones de personas, han vuelto a aflorar las tensiones étnicas latentes en esta región del oeste de China desde hace décadas.


Miles de personas se han volcado a las calles, durante este martes, armados con palos de madera, machetes, tubos de hierro, grandes cuchillos de cocina, picos y palas, en una prueba de fuerza contra los uigures.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores