Secuestrador de avión de Aeroméxico había contado sus intenciones a su madre

María Pereira de Flores afirmó que su hijo quería que el Presidente mexicano, Felipe Calderón, lo escuchara sin importar el precio que tuviera que pagar.

10 de Septiembre de 2009 | 11:08 | Agencias

Elsa Vergara, esposa del secuestrador, sostuvo que Flores no pretendía organizar ninguna acción terrorista.

REUTERS

LA PAZ.- José Marc Flores Pereira (44), el boliviano que ayer secuestró un avión en México, había alertado a su madre que iba a realizar esa acción para hablar con el Presidente Felipe Calderón y decirle que le dé "cobertura al Evangelio", dijo la mujer a medios bolivianos.


Desde la oriental ciudad boliviana de Santa Cruz, María Pereira de Flores dijo que "no sabía que iba a secuestrar el avión, sólo me dijo que quería secuestrar un avión".


"Me dijo que había sentido de Dios que tenía que hablar con el Presidente de México, que él se iba a hacer escuchar por cualquier medio, aunque sea muerto, para decirle que dé cobertura al Evangelio, que se predique en El Zócalo, que las radios cristianas no sean destruidas", añadió Pereira.


La señora justificó la acción de su hijo a pesar de que ahora él deba "pagar un precio para predicar el Evangelio".


"Quizás vamos a tener que morir y quiero decirle que sea fuerte y valiente, y aunque parezca una locura, pero si Dios lo mandó a hacer eso, yo lo bendigo en nombre del Señor", dijo la mujer.


"La gente siempre denigra al Evangelio; siempre hemos sufrido como cristianos, él está en el camino del Señor", añadió.


También relató que el captor había tenido problemas de drogas y alcohol, y que "él se fue desterrado por su padre, que lo echó y le dijo: 'Vos no servís para nada, te voy a comprar un pasaje para que te vayas'".


Ayer, Flores secuestró un vuelo de Aeroméxico que volaba desde Cancún hacia Ciudad de México con 104 pasajeros y 7 tripulantes a bordo, utilizando un falso explosivo contenido en cajas de jugos.


El secuestrador boliviano, que vive en México hace 17 años, fue detenido a bordo del avión en una operación policial de menos de tres minutos, pocas horas después de que el Boeing 737 aterrizara en el aeropuerto Benito Juárez de la capital mexicana.


Esposa pide que lo perdonen


Flores, padre de tres hijos, es responsable de la iglesia cristiana de San Bartolo Coyotepec, a escasos 15 minutos de la ciudad de Oaxaca, donde también canta a los feligreses. Tiene un restaurante en Cancún que se llama "Las delicias de Josmar".


Su esposa, Elsa Vergara solicitó al Presidente Calderón que perdone a Flores y atribuyó los hechos al "trastorno psicológico" que sufre su marido.


En una entrevista realizada por un medio local, Vergara explicó que el detenido consumió drogas y bebió alcohol durante su juventud, lo que derivó en una serie de trastornos enfocados principalmente a temas religiosos.


No obstante, atribuyó el secuestro del vuelo 576 a una revelación divina que lo llevó a alertar de un terremoto con motivo del día 09/09/2009.


Según su mujer, el hombre "sufre trastornos" por lo que no pretendía organizar ninguna acción terrorista que haya provocado dicho revuelo.


"Tal vez consideró que es un mensaje de Dios", afirmó Vergara, en relación a los argumentos explicados a las fuerzas de seguridad por su marido.

Ediciones especiales
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores