Obama insta a israelíes y palestinos a retomar conversaciones de paz

Asimismo, el Presidente estadounidense llamó a los Estados árabes a "dar pasos para promover la paz".

22 de Septiembre de 2009 | 14:22 | EFE

NACIONES UNIDAS.- El Mandatario de EE.UU., Barack Obama, afirmó hoy que israelíes y palestinos deben hacer más para "retomar las conversaciones de paz lo antes posible", al comenzar su trilateral con el Primer Ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, y el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmoud Abbas.


Antes de la trilateral, Obama se había reunido por separado con cada uno de los líderes en sendas bilaterales, de una duración inicial de media hora, pero que se prolongaron más de lo esperado.


Tras un apretón de manos con ambos líderes en su primera reunión trilateral desde su llegada a la Casa Blanca en enero, Obama afirmó que tanto el Primer Ministro israelí, como el presidente de la ANP deben "mostrar su disposición a lograr resultados" y no limitarse a las meras palabras.


Según Obama, aunque desde enero se han logrado progresos, los palestinos deben continuar haciendo más en materia de seguridad y los israelíes, que han dado ciertos pasos para mejorar la libertad de movimientos y refrenar la actividad de los asentamientos, "deben continuar esos esfuerzos".


Además, los Estados árabes deben "dar pasos para promover la paz", sostuvo el jefe de la Casa Blanca al término de unas bilaterales que caracterizó como "francas y productivas", un eufemismo diplomático para describir desacuerdos.


En sus declaraciones, Obama expresó el "compromiso de EE.UU. a una paz duradera y completa en Medio Oriente, que incluya el fin del conflicto entre israelíes y palestinos mediante la existencia de dos Estados que convivan".


El Presidente estadounidense reveló que su enviado para la zona, George Mitchell, volverá a reunirse con Abbas y Netanyahu la próxima semana.


La secretaria de Estado, Hillary Clinton, informará a mediados de octubre del estado de las negociaciones, indicó Obama.


Aunque el encuentro había generado una gran expectación, la Casa Blanca se había esforzado en no fomentar demasiadas esperanzas.


Altos funcionarios del Gobierno habían señalado que ya la reunión en sí constituye un progreso, al celebrarse pocos meses después de que Netanyahu asumiera el poder, y menos de un año tras los enfrentamientos en Gaza entre israelíes y palestinos.


Con esta reunión, más que resultados concretos lo que buscaba Obama es demostrar su implicación personal en el proceso de paz, estancado entre reproches mutuos de israelíes y palestinos.


Los palestinos acusan a Israel de rechazar la congelación de los asentamientos en los territorios ocupados. También protestan porque Israel quiera comenzar conversaciones de paz sin estar dispuesto a abordar asuntos como los refugiados palestinos o el estatus definitivo de Jerusalén, que ambas partes reclaman como capital.


Por su parte, el Primer Ministro israelí, llegado a comienzos de este año al poder al frente de una coalición de derecha, sostiene que el destino de los asentamientos debe decidirse durante las negociaciones y los palestinos han asumido una posición de intransigencia.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores