Estadounidense recupera a su hijo tras batalla legal de cinco años en Brasil

En las próximas horas, David Goldman regresará junto a su hijo Sean de nueve años a su hogar en Nueva Jersey.

24 de Diciembre de 2009 | 08:19 | AP

RÍO DE JANEIRO.- Una familia brasileña devolvió hoy a un niño de nueve años a su padre estadounidense en Brasil, con lo cual concluyó una batalla legal de cinco años por su custodia.


El niño, Sean, fue llevado al Consulado de Estados Unidos en Río de Janeiro por su abuela materna y su padrastro, atravesando la puerta de entrada mientras decenas de periodistas y camarógrafos buscaban acercarse. Su padre estadounidense, David Goldman, lo esperaba en el interior.


Esto ocurrió dos días después de que la Corte Suprema de Justicia de Brasil ordenó que se devolviera el menor a Goldman.


Sean lloró mientras sus familiares brasileños y el abogado de la familia intentaron superar una multitud de fotógrafos y camarógrafos apostados frente al Consulado de Estados Unidos. Algunos guardias tuvieron que desplazar con violencia a los periodistas.


El niño llevaba su equipaje y vestía una playera dorada con la bandera brasileña y debajo con los aros olímpicos.


El menor no articuló una sola palabra y fue llevado desde una furgoneta todo terreno negra de un lado de la calle hacia el otro.


Su abuela materna, Silvana Bianchi, dijo entre lágrimas que "éste era un momento muy difícil".


Goldman, un estadounidense del estado de Nueva Jersey, obtuvo una gran victoria legal la noche del martes, cuando un juez reiteró una decisión de una corte menor que ordenaba la devolución de Sean a su padre.


Se espera que padre e hijo regresen al hogar de Goldman en Nueva Jersey en las próximas horas.


La familia brasileña había anunciado ayer que retiraría todas sus objeciones legales a las decisiones de jueces que otorgaban la custodia a Goldman. Sin embargo, el padre del menor dijo en varias ocasiones que no se sentiría tranquilo hasta que hubiera abordado un avión que lo llevara de vuelta a Estados Unidos y con su hijo Sean a su lado.


La familia brasileña llevó al niño al Consulado unos 25 minutos antes de las 09:00 horas locales (11:00 horas GMT) que era la fecha límite fijada por la corte para la entrega del menor a su padre.


El caso comenzó en 2004, cuando la entonces esposa de Goldman, Bruna Bianchi, se llevó a Sean a Brasil, su país de origen, en lo que iban a ser unas vacaciones de dos semanas.
Sin embargo, la mujer se divorció de Goldman y se volvió a casar con un prominente abogado brasileño, pero falleció al dar a luz el año pasado.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores