Bolivia acusa a Paraguay de exacerbar el nacionalismo para las próximas elecciones

La Ministra de Defensa del país guaraní señaló la semana pasada que el gobierno de Evo Morales ha gastado una suma millonaria en modernizar sus Fuerzas Armadas con la ayuda de Venezuela.

09 de Septiembre de 2012 | 17:41 | AFP

LA PAZ.- El gobierno boliviano afirmó este domingo que no tiene asuntos pendientes con Paraguay y denunció que la administración de Federico Franco exacerba sentimientos nacionalistas para justificar la destitución del ex presidente Lugo, de cara a las próximas elecciones.


"No tenemos ningún tema pendiente con Paraguay. Se han firmado todos los acuerdos que cierran el tema de límites. Es increíble que Paraguay quiera acusar a Bolivia de que esté generando un conflicto armado" en su contra, dijo el vicecanciller Juan Carlos Alurralde a la cadena de medios estatales.


Aludía así a las observaciones realizadas semanas atrás por la ministra de Defensa de Paraguay, María Liz García, respecto a que países vecinos como Bolivia invirtieron sumas millonarias en la modernización de sus Fuerzas Armadas y la fortificación de sus fronteras con la ayuda de Venezuela.


Alurralde denunció que el gobierno de Federico Franco ha tratado de construir un discurso que exacerba el nacionalismo para justificar, de cara a las elecciones de abril de 2013, la destitución del ex presidente Fernando Lugo, a quien se acusa de pretender sacrificar la soberanía nacional.


"Intentan exacerbar los sentimientos nacionalistas del pueblo paraguayo. El autodenominado presidente Franco está reivindicando al país y necesita para eso Fuerzas Armadas poderosas y fuertes para defenderse", afirmó el segundo hombre de la diplomacia boliviana.


Agregó que, con tal propósito, el gobierno paraguayo lanzó un discurso "sumamente agresivo" contra sus vecinos (Argentina, Brasil y Uruguay). "Todos los países limítrofes hemos recibido ataques", acotó.


Como lo hiciera días atrás el presidente Evo Morales, Alurralde reivindicó la vocación pacifista de Bolivia, señalando que, cualquier diferendo que pueda surgir con algún país, será resuelto por las vías del diálogo y del derecho internacional.


Bolivia no reconoce al nuevo presidente de Paraguay, Federico Franco, y condenó lo que denominó "golpe congresal" contra Fernando Lugo, sumándose a la posición de los países de Unasur (Unión de Naciones Suramericanas).

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores