Jueces egipcios mantienen huelga y empeora conflicto por decretos de Presidente Mursi

Cerca de 200 mil manifestantes ocuparon la conocida plaza Tahrir para oponerse a quien califican como nuevo "faraón".

28 de Noviembre de 2012 | 22:23 | AP

Un manifestante egipcio corre en medio de una nube de gas lacrimógeno cerca de la plaza Tahrir.

Reuters

EL CAIRO.- Mientras empeora el enfrentamiento entre el Presidente de Egipto, Mohamed Morsi, y el Poder Judicial de ese país, los jueces de los altos tribunales se declararon en huelga este miércoles para protestar contra la decisión del jefe de Estado de atribuirse una virtual inmunidad en sus actos.

En un hecho sin precedentes en Egipto, los jueces de tribunales de apelaciones de distintos niveles decidieron que no reanudarán su trabajo sino hasta que el jefe de Estado rescinda los decretos, informó la TV estatal.

Varias cortes del país ya habían declarado paros individuales.

El máximo tribunal de apelaciones es encabezado por Mohamed Mumtaz Metuali, quien dirige también el Consejo Judicial Supremo, supervisor del sistema de cortes en el país.

Los miembros del consejo se reunieron con Morsi el lunes, para discutir sus decretos.

Un comunicado emitido más tarde por el palacio presidencial sugirió que la explicación dada por el Presidente sobre los decretos satisfizo al consejo. No obstante, la comisión no ha emitido comentarios sobre el tema.

Otra declaración escrita, de parte de los jueces del tribunal superior de apelaciones, conocido como Corte de Casación, describió los decretos de Morsi como un asalto "sin precedente" e "increíble" contra el Poder Judicial y sus principios.

Agregó que la decisión de parar labores en todos sus circuitos tampoco tiene antecedentes, pero está justificada ante la "magnitud" de la crisis.

Nueva constitución en manos islamistas

Mientras tanto, sectores islamistas que tienen mayoría en el Parlamento aceleraban la redacción de una nueva constitución, uno de los puntos centrales de la disputa política en Egipto.

Este martes, unos 200.000 manifestantes ocuparon la céntrica plaza de Tahrir, en El Cairo, para condenar las medidas adoptadas por Morsi la semana pasada, que lo colocan por encima cualquier supervisión, incluyendo la las cortes de justicia.

En una amenaza de llevar la pugna a violentos enfrentamientos callejeros, la Hermandad Musulmana de Morsi y el partido salafista Salafi Al-Nour convocaron a una manifestación de apoyo al gobierno para este fin de semana en la misma plaza.

Morsi justificó sus decretos en la necesidad de proteger a la "revolución" que depuso a Hosni Mubarak el año pasado, mientras se extiende la transición a un régimen democrático.

La polémica declaración constitucional también concede inmunidad de las cortes a la comisión de 100 miembros que prepara la nueva constitución.

En otra señal de que la disputa podría empeorar, la Corte Constitucional Suprema, el máximo tribunal del país, dijo en una declaración que seguirá adelante con sus planes de decidir el domingo si disolverá la asamblea que redacta la nueva constitución, dominada por la Hermandad Musulmana y sus aliados islamistas.

"La corte está determinada a superar la afrenta y continuar con su sagrada misión hasta el final, dondequiera que nos lleve", destacó Maher Sami, vicepresidente de la Corte Suprema, en un discurso por televisión.

La esperada decisión del domingo constituiría un revés directo para Morsi, que asumió en junio como el primer Presidente elegido en elecciones libres en Egipto. No obstante, ha indignado a activistas prodemocráticos.

Los opositores han aplicado el calificativo de nuevo "faraón" al actual jefe de Estado, a quien acusan de actuar de la misma manera que Mubarak.

Mientras tanto, la comisión constitucional acelera su trabajo y algunos de sus miembros dijeron que terminarán el primer borrador final el jueves. Esto permitiría a Mursi convocar un referendo a nivel nacional sobre el documento aún antes que la corte se reúna el domingo, eludiendo su decisión.

Morsi y sus aliados en la Hermandad Musulmana, que surgió como el movimiento político más poderoso desde la revolución que derrocó a Mubarak hace casi dos años, han cuestionado al Poder Judicial, al que consideran "dominado" por jueces nombrados en la era de Mubarak.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores