Benedicto XVI reza por la paz en Medio Oriente durante tradicional Misa del Gallo

Durante la ceremonia, el Sumo Pontífice advirtió además del peligro de los fundamentalismos en la religión y pidió "estar alertas ante estas distorsiones de lo sagrado".

25 de Diciembre de 2012 | 06:13 | DPA

El Papa se prepara para entregar la bendición Urbi et Orbi durante esta jornada.

AP.

ROMA.- El Papa Benedicto XVI oró por la paz en Medio Oriente y advirtió del peligro del fundamentalismo religioso en su tradicional Misa de Gallo, realizada en la basílica de San Pedro en el Vaticano.

El sumo pontífice de la Iglesia Católica pidió rezar "por que israelíes y palestinos sean capaces de vivir sus vidas en la paz de un solo dios y en libertad" y llamó a trabajar por el fin de los conflictos en Líbano, Siria e Irak.

En ese sentido, el Papa expresó su deseo de que "los cristianos en esos países, donde nació nuestra fe, sean capaces de continuar viviendo allí, que cristianos y musulmanes puedan construir sus países uno al lado del otro en la paz de Dios".


Además, la máxima autoridad católica rechazó las afirmaciones según las cuales las religiones, especialmente el monoteísmo, son las causas de la violencia y las guerras en el mundo, aunque reconoció que la "religión puede volverse corrupta" y advirtió que "debemos estar alertas ante estas distorsiones de lo sagrado".


Por ello, llamó a los creyentes a alejarse del materialismo y el egocentrismo, ya que "cuanto más rápido podemos movernos, cuanto más tiempo nos ahorran nuestras máquinas, menos tiempo tenemos. Estamos tan ocupados con nosotros mismos que no queda espacio para Dios. Y por eso tampoco hay espacio para los demás, para los niños, los pobres y los extranjeros", indicó.


El Papa, de 85 años, fue llevado hasta el altar en una plataforma con ruedas. Unos 30 cardenales celebraron la misa con él, la cual fue transmitida a unos 60 países del mundo por televisión e Internet.


La Misa de Gallo fue adelantada en dos horas hace algunos años para permitir a Benedicto XVI descansar más antes del mensaje navideño y la bendición "urbi et orbi" que impartirá mañana al mediodía.


Por la tarde, el Papa encendió un cirio por la paz en la ventana de su despacho. El pontífice saludó además a los creyentes congregados en la Plaza de San Pedro, donde también se encendió el árbol de Navidad y se descubrió el pesebre monumental, ambos procedentes este año del sur de Italia.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores