Campesinos peruanos bloquean carreteras en protesta contra minera canadiense

Los manifestantes se oponen a exploraciones emprendidas por la firma Candente Copper para determinar reservas de cobre y oro en el distrito de Cañaris, al norte del país.

21 de Enero de 2013 | 21:46 | EFE

LIMA.- Las constantes protestas de grupos campesinos en Perú contra las actividades de empresas mineras tuvo otro capítulo este lunes, cuando más de 200 campesinos bloquearon rutas en el distrito de Cañaris, al norte del país, para oponerse a la presencia de la firma canadiense Candente Copper.

La compañía realiza exploraciones para determinar las reservas de cobre y oro en la zona.

Durante las manifestaciones, un grupo de pobladores bloqueó la vía de acceso hacia el campamento Cañariaco, establecido por la empresa para sus actividades, y otro marchó hacia las instalaciones de la minera para hacer una vigilia de protesta.

El jefe de la Dirección Territorial Policial de la región Lambayeque, a la cual pertenece este distrito, Jorge Linares, informó a la agencia estatal Andina que enviaron a 300 agentes a Cañaris para evitar desórdenes en las inmediaciones del campamento minero.

"No hemos desbloqueado la zona porque los comuneros han llevado niños. La medida se realiza de manera pacífica, no se han registrado desmanes", indicó Linares.

El jefe policial explicó que 80 pobladores marchan hacia el campamento y otros 100 permanecen en la salida de Cañaris preparando los alimentos para los manifestantes.

Respaldo del Gobierno a la empresa

La emisora Radio Programas del Perú (RPP) estimó que los campesinos que protestan contra Candente son unos 400, incluidas mujeres y sus niños.

Linares agregó que "hay dos dirigentes que azuzan a la población", en alusión al presidente de la comunidad campesina de Cañaris, Cristóbal Barrios, y el presidente de la organización de pobladores Frente de Defensa, Segundo Narva.

Barrios declaró hoy a medios locales que no participarán en la mesa de desarrollo creada por el Gobierno central para plantear proyectos de infraestructura porque primero Candente debe abandonar la zona.

El dirigente campesino recordó que en una asamblea realizada en septiembre pasado la comunidad se opuso a las operaciones de la empresa canadiense por la contaminación que puede generar en sus tierras y fuentes de agua.

Sin embargo, el Gobierno peruano autorizó a la empresa a explorar mineral en el lugar, teniendo en cuenta otra reunión realizada en julio del año pasado en que obtuvo el respaldo al proyecto minero.

Candente Copper tiene previsto invertir 1.500 millones de dólares en el desarrollo de la mina Cañariaco para producir 262 millones de libras de cobre anuales, además de una menor cantidad de oro y plata, por un periodo de 22 años.

Ediciones especiales
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores