Falleció obispo que se unió a Iglesia "oficial" china tras sufrir 17 años de cárcel

Aloysius Jin Luxian, presidente honorífico de la "Asociación Católica Patriótica China", fue protagonista de los forcejeos entre el Vaticano y las autoridades comunistas.

29 de Abril de 2013 | 04:58 | EFE
EFE (imagen de archivo)

SHANGHAI.- El obispo oficial de Shanghai y presidente honorífico de la Asociación Católica Patriótica China, Aloysius Jin Luxian, falleció a los 96 años en esa ciudad, luego de una vida marcada por los apenas velados enfrentamientos entre las autoridades comunistas y la Iglesia Católica.

Jin murió el sábado pasado debido a una enfermedad no revelada, según medios locales.

El obispo integraba también la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, el principal organismo asesor del Gobierno.

Durante su vida fue criticado tanto en China, por su resistencia al control estatal, como desde Occidente, por formar parte de la Iglesia oficial articulada por las autoridades comunistas. Por ello, fue visto por muchos creyentes como un "falso obispo".

Aun así, Jin fue famoso entre los católicos chinos por su resistencia inicial ante las presiones de los férreos mecanismos de control religioso vigentes en ese país.

De hecho, pasó 17 años en la cárcel antes de ceder e integrarse a los organismos "católicos" oficiales.

Durante su largo mandato logró aumentar la congregación de fieles en la capital económica del gigante asiático.

Historia de presiones

Jin, nacido en 1916, era originario de una familia católica. Fue ordenado sacerdote jesuita en 1945 y estudió en Francia, Italia y Alemania antes de regresar a su país en 1951, dos años después de la fundación de la República Popular.

Poco después fue encarcelado, junto a cientos de sacerdotes y fieles, durante el "incidente del 8 de septiembre" de 1955, en el que se reprimió a los seguidores del entonces obispo de la ciudad, Ignatius Gong Pinmei, quien se opuso al control estatal que el Partido Comunista de China (PCCh) impuso sobre la Iglesia.

Tras su liberación, en 1972, Jin buscó la manera de impulsar el catolicismo en el país por los cauces permitidos por las autoridades, a pesar del control estatal, y fundó en 1982 el Seminario Mayor de Sheshan, localidad shanghainesa del distrito de Songjiang, del que fue su primer rector.

En 1985 fue ordenado sacerdote por las autoridades chinas, y obispo oficial en 1988.

Sin embargo, no obtuvo el reconocimiento del Vaticano como sacerdote hasta 2004, un año antes de que él mismo presidiera, en la catedral de San Ignacio en Shanghai, la consagración de su obispo auxiliar, Joseph Xing Wenzhi, como el primero nombrado a la vez de común acuerdo por Pekín y el Vaticano.

Para el nombramiento de Xing, Jin tuvo que negociar con el obispo no oficial de Shanghai, leal al Vaticano, Joseph Fan Zhongliang (también jesuita, nacido en 1938).

El sucesor del fallecido prelado debería ser el actual obispo auxiliar Thaddeus Ma Daqin, en principio aprobado también por Beijing y el Vaticano. No obstante, durante su propia ceremonia de ordenación, en julio pasado, Ma rompió públicamente con la Asociación Católica Patriótica China, por lo que las autoridades comunistas le retiraron el cargo en diciembre.

Desde entonces, Ma no ha vuelto a aparecer en público y su sede está vacante. De acuerdo a la comunidad católica local, está retenido en el seminario de Sheshan, recoge hoy el diario independiente "South China Morning Post".

China y el Vaticano rompieron sus relaciones diplomáticas en 1951, cuando Roma anunció que sólo consideraba como gobierno chino legítimo al de la República de China nacionalista de Chiang Kai-shek, que se refugió en Taiwán tras perder la guerra civil china ante los comunistas en 1949.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores