Angela Merkel se manifestó contraria a ampliar competencias de la Comisión Europea

También dijo que no está de acuerdo con que el el presidente de dicha organización sea elegido por voto directo del Parlamento.

02 de Junio de 2013 | 13:57 | DPA

''No veo ninguna necesidad de ampliar en los próximos años los derechos a la Comisión Europea'', dijo Angela Merkel.

EFE
BERLÍN.- La canciller alemana, Angela Merkel, aseguró no estar de acuerdo en aumentar las competencias de la Comisión Europea, en una entrevista que publica el semanario "Der Spiegel" en su nueva edición.

"No veo ninguna necesidad de ampliar en los próximos años los derechos a la Comisión Europea. El presidente Francois Hollande y yo preferimos una mejor coordinación en sectores que resultan decisivos para reforzar nuestra competitividad", señaló.

"Pensamos por ejemplo en política laboral y jubilatoria, pero también en la políticas sociales e impositivas", declaró la mandataria, quien añadió que debe reforzarse la coordinación de la política económica en Europa, pero eso significa algo más que ampliar las competencias de Bruselas.

En la misma línea, Merkel se manifestó contraria a que el presidente de la Comisión Europea sea elegido por voto directo del Parlamento, es decir, de los ciudadanos europeos.

En ese caso "le corresponderían potestades muy distintas de las actuales", lo que a su vez haría cambiar "el equilibrio de la UE", dijo en referencia a la función actualmente desempeñada por José Manuel Barroso.

Para la canciller alemana "favorece el equilibrio de todas las instituciones que se consulte a los jefes de Estado y de gobierno cuando se trata de decidir quién estará a la cabeza de la UE. Considero indispensable que los jefes de Estado y de gobierno participen en su nombramiento porque creo que el presidente de la comisión debe tener una función de coordinación sobre la política de los gobiernos nacionales".

Según Merkel, el Parlamento Europeo "tiene ya un poder considerable, como se ve por ejemplo en el tira y afloja en torno al marco financiero de la UE para los próximos años".

La canciller considera una pérdida de tiempo discutir cómo deberá verse el Parlamento Europeo en diez o 15 años, pues los ciudadanos europeos se plantean preguntas mucho más urgente s.

De acuerdo a Angela Merkel, hoy de lo que se trata es de determinar qué productos y servicios ofrecerá Europa al mundo, cómo puede facilitarse la creación de empresas, y lograr que todos los países europeos finalmente destinen tres por ciento de su Producto Interno Bruto a investigación científica.

"Una vez que hayamos respondido esas preguntas, aprederemos también cómo funcionan mejor las instituciones de la UE", aseguró.

La canciller alemana admitió por otro lado que las reformas exigidas a los países del sur de Europa para sanear sus presupuestos "implican un gran costo y plantean cuestiones de justicia".

La mandataria dijo además que en la implementación de las polémicas reformas, los gobiernos de los países del sur de Europa afectados por la crisis financiera y de deuda son sus "socios".

"En esos países los gobiernos elegidos democráticamente son nuestros socios", dijo ante la pregunta de hasta qué punto es posible seguir implementando reformas impopulares en España y Grecia, y agregó que "mis colegas griegos, españoles y portugueses están todos legitimados democráticamente para implementar sus reformas".

Según Merkel, "mucha gente en esos países sabe que las dificultades son resultado de años de políticas equivocadas y que tienen que cambiar algo". Las altas tasas de desempleo juvenil que afectan entre otros países a España eran una realidad ya antes de la crisis y de las reformas con que se le hace frente, señaló.

"También para nosotros en Alemania muchas cosas dependen de lo que ocurra en Portugal, Grecia o España. Estamos todos en el mismo barco, y ningún país europeo puede ser fuerte por mucho tiempo si a los otros les va mal", indicó.

"Como canciller alemana quiero lo mejor para Alemania y para Europa, porque estoy convencida de que el bienestar de Europa en 20 años depende de cómo nos preparamos ahora (...) si olvidamos o pasamos por alto lo mucho que países de Asia o de Sudamérica trabajan en su competitividad, Europa decaerá globalmente", aseguró.

Si bien la canciller no se atreve a afirmar que la crisis acrecentó su poder en Europa, reconoce que la política del gobierno federal ahora "se mira con más atención" en Europa.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores