Soldado de EE.UU. se declara culpable de matar a 16 campesinos afganos

El sargento Robert Bales admitió su autoría en la ejecución múltiple, a fin de que el jurado no solicitara su pena de muerte.

05 de Junio de 2013 | 13:20 | AFP

En septiembre el juzgado definirá si el soldado es condenado a cadena perpetua o libertad condicional.

Agencias (archivo)

BASE LEWIS-MCCHORD.- Un soldado estadounidense se declaró culpable este miércoles de matar a 16 campesinos afganos el año pasado, en una audiencia militar en la que espera escapar a la sentencia de muerte.


El sargento Robert Bales, de 39 años, se declaró culpable de 16 cargos de asesinato en la masacre perpetrada en el sur de Afganistán en marzo de 2012. Su abogado dijo la semana pasada que se declararía culpable a cambio de que la acusación no pidiera su ejecución.


El soldado es acusado de haber salido de su base en el distrito de Pnajwayi, en la provincia de Kandajar, en la noche del 11 de marzo de 2012 y disparar contra civiles, matando principalmente a mujeres y niños. Luego volvió a la base y se rindió.


Desde el día siguiente a la matanza, el secretario de Defensa, Leon Panetta, había afirmado que el autor podría ser condenado a la pena de muerte.


Su abogado, John Browne, anunció la semana pasada que había "logrado un acuerdo con el ejército para que se retire la pena de muerte con la condición de que Robert Bales se declare culpable".


"La pena será pronunciada en setiembre y sabrá entonces si es condenado a cadena perpetua o si podrá beneficiarse con libertad condicional", había agregado el abogado en una entrevista televisada.


En una audiencia preliminar en noviembre, familiares del sargento habían tratado de demostrar su inocencia, describiéndolo como un hombre "valeroso y respetable" y su abogado aludió a la influencia del alcohol, medicamentos y el estrés al que habría estado sometido su cliente antes de la matanza.


La acusación había calificado el acto como "odioso y despreciable".


Este hecho sangriento se suma a una serie de incidentes que habían aumentado la tensión en las relaciones entre Washington y el presidente Hamid Karzai, principalmente la incineración de ejemplares del corán en la base de Bagram, además de la difusión de fotos de Marines orinando sobre cadáveres de afganos.


El último soldado estadounidense ejecutado fue John Bennet en abril de 1961, luego de ser condenado por violación y tentativa de asesinato, según el Centro de información sobre la pena de muerte.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Ajedrez

Prueba el nuevo ajedrez y comparte tus resultados

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores