Ancianos protestan para exitir pensiones mínimas en Nicaragua: "Es un derecho humano"

Centenares de adultos mayores forcejearon con la policía durante una protesta para pedir que se les conceda el beneficio.

19 de Junio de 2013 | 22:01 | AFP
EFE

MANAGUA.- Cientos de adultos mayores nicaragüenses realizaron manifestaciones en Managua y otras ciudades para exigir que se les concedan pensiones mínimas de sobrevivencia equivalente al salario mínimo en ese país.

El monto demandado por los participantes en la acción equivale a unos 140 dólares (unos 70.000 pesos chilenos).

"La pensión es un derecho humano", gritaron los convocados a la manifestación en la capital, que se realizó lugar en las cercanías de la sede del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS).

Varias decenas de policías rodearon las instalaciones para impedir el paso de los ancianos, cuya protesta fue apoyada por varios jóvenes y activistas de derechos humanos que se enfrentaron a la Policía a empujones.

"Hubo algunos momentos de tensión de grupos que llegaron a forcejear", señaló el portavoz de la Policía nicaragüense, Fernando Borge.

Acciones similares se realizaron en las ciudades nicaragüenses de Estelí y Somoto, en el norte, donde cientos de adultos mayores ocuparon temporalmente las oficinas del Seguro Social.

La jornada concluyó con varios lesionados por golpes, entre ellos el periodista de "El Nuevo Diario" Roberto Martínez y el activista de derechos humanos Gonzalo Carrión.

El presidente de la Unión Nacional del Adulto Mayor (UNAM), Porfirio García, anunció que esa organización intensificará las protestas.

"Que Ortega defienda nuestra causa"

La UNAM agrupa a unos 15.000 miembros y desde hace cinco años libra una lucha por un régimen especial que cubra a trabajadores en edad de jubilación que no han completado las cuotas necesarias durante su vida laboral para obtener una pensión completa.

La entidad pide que se les reconozca a los afectados una pensión reducida, equivalente al salario mínimo, debido a que el desempleo que afecta el país les impidió completar las 750 cotizaciones que exige la ley para acceder a ese derecho.

"Tenemos cinco años de andar aquí" protestando, dijo Rosa Moraga, de 63 años.


"Estamos demandando que nos den una pensión porque nosotros ya no podemos trabajar", dijo por su lado Fanny Ruiz, de 78 años, quien padece osteoporosis y vive de la caridad pública porque sus cuatro hijos ya "se fueron (de la casa) y no me ayudan".

"Qué sería del gobierno si nosotros aquí nos morimos de hambre", reclamó Francisco Romero, quien tiene 25 hijos, el mayor de los cuales murió "defendiendo la revolución sandinista" en la década de 1980, según contó, mientras otros cuatro de 9, 11, 13 y 16 años aún dependen económicamente de él.

"Si defendimos la revolución, él (el Presidente Daniel Ortega) tiene que defender nuestra causa", afirmó Romero.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores