El Papa Francisco llamó a orar por víctimas de accidente de tren en Galicia

Desde Brasil, el Pontífice envió su mensaje de solidaridad por la tragedia. Cifra de muertes se eleva ahora a 77.

25 de Julio de 2013 | 00:19 | Agencias

SANTIAGO DE COMPOSTELA/RÍO.- El Papa Francisco envió esta noche desde Brasil su solidaridad a los familiares de las víctimas del trágico accidente ocurrido en Galicia, que deja hasta ahora como saldo al menos 77 muertos, de acuerdo a los últimos reportes oficiales.

El Pontífice llamó a orar por quienes perdieron la vida en el descarrilamiento de un convoy en las cercanías de la ciudad de Santiago de Compostela, una de las peores catástrofes ferroviarias hispanas.

"El Papa fue informado al regresar a su residencia en Sumaré. Se une al dolor de las familias e invita a orar y a vivir en la fe este evento trágico", reveló el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi.

El siniestro se produjo la víspera de la fiesta religiosa del Apóstol Santiago, que se celebra masivamente año a año en esa comunidad autónoma. Muchos peregrinos viajaban en el tren.

El balance más reciente entregado durante esta noche por las autoridades de la Delegación de Gobierno de la región de Galicia menciona 143 lesionados.

El convoy cubría la ruta entre la capital, Madrid, y la ciudad de El Ferrol, y transportaba a 218 pasajeros y cuatro funcionarios ferroviarios, según indicó la empresa Renfe.

Los carros se salieron de la vía por causas aún no determinadas cerca de la estación de Santiago de Compostela, en un sector de curva cerrada.

Tras el accidente, varios de los vagones volcaron. Una de las locomotoras tenía el techo en llamas.

Medios españoles citaron al conductor del tren de alta velocidad, quien dijo "Descarrilé, qué le voy a hacer, qué le voy a hacer". El responsable del convoy resultó con lesiones leves.

"Dimos vueltas de campana"

Un testigo dijo a la radio Cadena Ser que al tomar una curva "el tren empezó a dar vueltas de campana. Dimos muchas vueltas y quedaron subidos unos vagones encima de otros".

Francisco Otero, de 39 años, quien vive cerca del lugar del incidente, dijo que oyó "un gran estruendo, como si hubiera habido un terremoto", en el momento del hecho.

Más de 320 agentes policiales y decenas de ambulancias se trasladaron hasta el sitio del accidente, mientras los hospitales de la zona lanzaron un llamado a donar sangre para atender a los heridos.

El delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez, descartó la hipótesis de un posible atentado. "Fue un accidente, no tenemos ningún elemento que nos permita hablar de ninguna otra cosa", recalcó.

Uno de los aspectos que está bajo investigación es la posibilidad que el convoy circulara a velocidad excesiva. Los primeros antecedentes señalarían, según medios hispanos, que transitaba incluso al doble de la rapidez permitida en la vía.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores