Zona del accidente ferroviario de España debía contar con sistema de frenado automático

Así se había planificado inicialmente la construcción de la ruta y debía accionarse cuando un tren sobrepasara la velocidad permitida, según reconoció el presidente de Adif.

08 de Agosto de 2013 | 11:24 | AFP
EFE

MADRID. - El tramo de vía en la que tuvo lugar el accidente de tren que el 24 de julio costó la vida a 79 personas cerca de Santiago de Compostela debía inicialmente estar equipado con un sistema de frenado automático.


"La línea se planificó inicialmente en ancho UIC (ancho internacional) y con sistema de seguridad ERTMS", generalizado en Europa, que incluye un sistema de frenado automático cuando el tren supera la velocidad autorizada, afirmó Gonzalo Ferre, presidente de la empresa pública española Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif).


El presidente de Adif, y el de la compañía de ferrocarriles Renfe, Julio Gómez-Pomar, fueron interrogados sobre la catástrofe durante un debate parlamentario de cinco horas acerca de este trágico descarrilamiento que conmocionó al país.


Finalmente se optó por el ancho de vía español y por el sistema convencional de seguridad Asfa, cuyo frenado automático sólo se activa por encima de los 200 km/h, explicó Ferre.


Julio Gómez-Pomar subrayó que "todos los procedimientos se han producido con toda la seguridad necesaria".


Por su parte, los diputados de la oposición consideraron inaceptable que la seguridad del tren dependiese únicamente del maquinista, quien fue imputado de 79 homicidios por imprudencia.


"¿No creen que estamos ante un auténtico fallo técnico?", lanzó la nacionalista gallega Rosana Pérez. "Existe una gran controversia para saber por qué no está operativo el sistema de frenado automático ERMTS en la zona del accidente", agregó.


La ministra de Fomento, Ana Pastor, debe intervenir ante los diputados el viernes para abordar las circunstancias del accidente y las medidas de seguridad de la red ferroviaria española, en un momento en que España compite por vender sus trenes de alta velocidad a Brasil.


La investigación judicial busca entender cómo el tren descarrilló a 179 km/h en una curva muy pronunciada donde la velocidad estaba limitada a 80 km/h, justo después que el maquinista mantuviese una conversación telefónica con el interventor del tren.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores