Estados Unidos lanza advertencia a Egipto tras ola de violencia que dejó 278 muertos

El secretario de Estado John Kerry señaló que la lucha entre los militares y los partidarios del derrocado mandatario Mohamed Mursi son "un duro golpe" a la reconciliación.

15 de Agosto de 2013 | 00:57 | AP
AFP
WASHINGTON.- En una enérgica advertencia a los líderes de Egipto, el secretario de Estado norteamericano John Kerry dijo el miércoles que la escalada de la violencia en todo el país había asestado un "duro golpe" a los esfuerzos de reconciliación política entre el gobierno interino respaldado por los militares y los partidarios del derrocado presidente Mohamed Mursi.

Sin embargo, funcionarios del gobierno de Barack Obama no dieron indicios de cambios en la política de Estados Unidos hacia Egipto o consecuencias claras por la creciente violencia.

Washington evitó declarar la destitución de Mursi como un golpe de Estado, una medida que obligaría al gobierno a suspender los 1.300 millones de dólares anuales en ayuda militar a la nación de importancia estratégica, y los funcionarios dijeron que seguían creyendo que esa medida no favorece los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos.

Señalaron que estaban comprometidos con una continua revisión de la política hacia Egipto, pero insistieron en que no hubo cambios para anunciar.

Kerry, durante una aparición sorpresiva en el Departamento de Estado, condenó la violencia en la que murieron al menos 278 personas en Egipto y el restablecimiento del estado de emergencia.

La calificó como "deplorable" y urgió a los líderes interinos a dar un paso atrás y calmar la situación.

"Es un duro golpe para la reconciliación y la esperanza del pueblo egipcio de una transición hacia la democracia y la inclusión", dijo a los periodistas.

Kerry agregó que él y otros funcionarios del gobierno habían instado la semana pasada a los militares y al gobierno provisional a respetar la libertad de expresión y de reunión.

Pero ni él ni otros funcionarios quisieron siquiera esbozar una alusión a las consecuencias que podría traer la falta de receptividad a esos llamados.

En cambio, Kerry y otros funcionarios reiteraron sus llamamientos para un retorno al diálogo. "Este es un momento crucial para todos los egipcios", dijo.

"El camino hacia la violencia sólo conduce a una mayor inestabilidad, desastre económico y sufrimiento", añadió.

El asalto del miércoles se produjo después de días de advertencias por parte del gobierno interino que reemplazó a Mursi después de que fue derrocado el 3 de julio.

Los dos campamentos de protesta en intersecciones principales en lados opuestos de la capital egipcia comenzaron a finales de junio para mostrar su apoyo a Mursi.

Los manifestantes, muchos de ellos de la Hermandad Musulmana de Mursi, exigían que lo reinstalaran.

El vicepresidente Mohamed ElBaradei, premio Nobel de la Paz y líder reformista en el gobierno interino, renunció en protesta por la represión en momentos en que el liderazgo apoyado por los militares impuso un mes de estado de excepción y toque de queda nocturno.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores