Príncipe William asegura que su hijo bebé es "travieso y patalea mucho"

El segundo en la línea de sucesión al trono británico señaló que su descendiente de cuatro meses de vida le hace recordar a su hermano Harry cuando era pequeño.

19 de Agosto de 2013 | 12:10 | AFP
AFP

LONDRES.- El hijo del príncipe William y de Kate Middleton, nacido el 22 de julio, es un "poco travieso", según reconoció su padre durante la primera entrevista concedida después del nacimiento del príncipe George y confesó que la paternidad lo cambió.


George Alexander Louis, príncipe de Cambridge y tercero en el orden de sucesión al trono de Inglaterra, "es un poco travieso, voy a decirlo de esa manera. Me recuerda a mi hermano (Harry) o a mí cuando era más joven, no sé a quién exactamente. Va muy bien", declaró el hijo de la fallecida Diana de Gales en una entrevista a la "CNN", de la que algunos medios británicos difundieron extractos este lunes.


El recién nacido es "un pequeño peleón. Patalea mucho", reconoció el príncipe William visiblemente relajado y muy sonriente durante esta entrevista en el jardín del Palacio de Kensington, la residencia londinense de la pareja.


"No quiere dormir mucho, lo que es un poco un problema", añadió y reconoció que no se levanta por la noche para atender al bebé tanto como su esposa, quien está haciendo "un trabajo fantástico".


El príncipe William, de 31 años y segundo en el orden de sucesión al trono, afirmó que la paternidad ha cambiado su forma de ver la vida.


"Creo que las últimas semana fueron para mí una experiencia emocional muy diferente. Algo que nunca pensé sentir. Y me parece, aunque se trata solo de un corto período, que muchas cosas me afectan de manera diferente ahora".


Preguntado sobre el momento en que Kate salió del hospital St Mary de Londres con Jorge en sus brazos para presentárselo a los medios de todo el mundo por primera vez, William señaló que estuvo contento porque el bebé no "gritó a todo pulmón".


"De todas formas creo que estaba en las nubes. Como todos los nuevos padres saben, estás muy contento de presentar a tu nuevo hijo y de proclamar que él es el más guapo", explicó.


William también fue consultado por su destreza a la hora de colocar la silla de coche para el bebé cuando su esposa y él abandonaron la maternidad y reconoció que se había entrenado.


"Estaba aterrorizado ante la idea de hacer caer (la silla) o de no instalarla correctamente. De hecho me entrené, pero solo una vez", indicó el príncipe que vestía un polo azul de la organización de defensa de la fauna Tusk Trust de la que es el padrino.


La pareja, deseosa de mostrar su modernidad, abandonó el hospital sin conductor y con el príncipe William al volante de un gran 4x4, después de haber instalado la silla del bebé junto al cual se sentó Kate en el asiento trasero.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores