Presidente francés se adhiere a EE.UU. para formar una coalición para atacar a Siria

El Mandatario François Hollande aseguró que la negativa del Parlamento británico no cambia su idea de poner freno al régimen de Al-Assad.

30 de Agosto de 2013 | 07:51 | EFE
EFE

PARÍS.- El Mandatario francés, François Hollande, aseguró hoy que la negativa del Parlamento británico a intervenir en Siria no cambia la postura de Francia, país que dijo estar "preparado" para actuar pero que no aspira a derrocar a Bashar Al-Assad.


"Cada país es soberano para participar o no en una operación. Eso vale tanto para Reino Unido como para Francia", indicó en una entrevista concedida al diario "Le Monde", en la que destacó que "la masacre química de Damasco no puede ni debe quedar impune".


El jefe del Estado recalcó que no es favorable a una intervención internacional dirigida a "liberar" Siria o a "derrocar al dictador", pero sí dejó claro que "debe ponerse freno a un régimen que comete lo irreparable contra su población".


No hacer nada, en su opinión, "sería tomar el riesgo de una escalada (de violencia) que banalizaría el uso de armas químicas y amenazaría a otros países".


"Si el Consejo de Seguridad se ve impedido para actuar, se formará una coalición. Deberá ser lo más amplia posible. Se apoyará sobre la Liga Árabe, que ha condenado el crimen y ha alertado a la comunidad internacional", añadió Hollande.


El Presidente recalcó que aunque esa coalición "contará con el apoyo de los europeos, hay pocos países que tienen la capacidad de infligir una sanción con los medios apropiados".


Francia, en sus palabras, forma parte de ese grupo de naciones, "está preparada" y decidirá su postura "en estrecha vinculación con sus aliados" y cuando disponga de "todos los elementos que justifiquen" una decisión.


Hollande no excluyó, no obstante, que esta llegue antes del próximo miércoles, fecha en que el Parlamento galo va a analizar la situación en Siria en una sesión extraordinaria no sometida a voto.


Para el Mandatario, ya no se trata de establecer si el pasado 21 de agosto se utilizaron armas químicas a las afueras de Damasco, "porque incluso las autoridades sirias no lo niegan", sino de conocer la autoría, sobre la que Francia dice tener "un manojo de pruebas" que apuntan al régimen.


Hollande evita hablar de iniciar una "guerra", y califica el objetivo de "sanción de una violación monstruosa de los derechos" de las personas, que en su opinión tendrá "un valor disuasorio".


Desde el inicio del conflicto en marzo de 2011, según recordó, han muerto unas 100.000 personas, pero con el último ataque "se ha traspasado una etapa en el horror. Y la respuesta, y no la inercia, es la que impondrá una solución política".


Hollande aclaró que la intervención en Irak "se hizo cuando no se había aportado ninguna prueba sobre la existencia de armas de destrucción masiva", mientras que en Siria "desgraciadamente, se han utilizado armas químicas".


Insistió además que Francia desea una respuesta "proporcionada y firme" contra el régimen de Damasco, y que velará para que la reacción que se tome "haga cesar la escalada de violencia".


El jefe de Gobierno galo aseguró que no es cuestión de "arrastrar" a Francia en una "aventura", pero sé preguntó qué representa un mayor peligro, si "castigar a un país que ha usado armas químicas, o dejar hacer a un clan acorralado".


Hollande anunció que hoy mantendrá un "intercambio en profundidad" con el Presidente estadounidense, Barack Obama, sobre la situación siria, y descartó una intervención antes de que el equipo de expertos de la ONU se vaya de Siria, algo previsto para mañana.

Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores