El Costa Concordia será remolcado a mediados de 2014

El desarme de la embarcación se realizará en poco menos de un año. En tanto, el capitán responsable del accidente deberá enfrentar nuevamente a la justicia el próximo 23 de septiembre.

17 de Septiembre de 2013 | 13:56 | Agencias

En el accidente del 12 de enero de 2012 murieron 32 del total de 4.229 pasajeros que iban a bordo del barco.

Agencias

ROMA.- El equipo de rescate y los habitantes de la isla italiana de Giglio se mostraron hoy satisfechos y aliviados tras el éxito de la operación (vea todas las imágenes) para volver a poner a flote el crucero "Costa Concordia", que según los expertos será remolcado para su desguace a mediados de 2014.


"Siento una profunda satisfacción, esto fue un resultado magnífico tras un año de intenso trabajo", dijo esta mañana el alcalde de la isla del Mediterráneo, Sergio Ortelli, al término de la maniobra.


"Estoy aliviado y orgulloso, así como mi equipo. Y estoy un poco cansado, me tomaré una cerveza y me iré a dormir", comentó a su vez el ingeniero sudafricano Nick Sloane, que dirigió los trabajos para levantar con cuerdas y contrapesos el buque, encallado sobre uno de sus lados desde hace más de 20 meses.


Las tareas duraron 19 horas, hasta las cuatro de la mañana (02:00 GMT). Al principio los expertos habían calculado que todo terminaría en un plazo de entre 10 y 12 horas, pero desde siempre dijeron que lo más importante era hacerlo bien y no rápido.


En el accidente de la noche del 12 de enero de 2012 murieron 32 del total de 4.229 pasajeros que iban a bordo. Dos de las víctimas siguen desaparecidas y ahora se buscarán sus cuerpos dentro del barco de 300 metros de largo y 114.000 toneladas.


Una vez terminada la que era la parte más complicada del proceso para retirar y desmantelar el barco, los técnicos piensan ya en el futuro. "El barco está muy dañado, ahora tenemos que hacer una revisión", dijo Sloane.


Después de pasar más de 600 días bajo el agua, la parte de estribor del coloso está llena de óxido y desgastada. "Aún queda mucho por hacer", subrayó también Ortelli.


El principal temor era que el lado que estaba bajo el agua se rompiera o agujereara, lo que hubiese puesto en riesgo la operación y quizás causado una contaminación de las aguas por el combustible u otros materiales que podrían quedar en el barco.


Los tanques del crucero fueron vaciados dos meses después del accidente, pero se cree que el agua que hay dentro del casco está contaminada con combustible residual, químicos y alimentos en mal estado.


Pese al éxito, los residentes de Giglio volverán a pasar un invierno con los restos del barco frente a sus costas. Hasta mediados del año que viene el crucero, que descansa ahora sobre una plataforma, será preparado para que pueda volver a navegar y llevado a un puerto aún no determinado en tierra firme.


"Hay muchos daños, pero no es una situación insuperable", afirmó Franco Porcellacchia, ingeniero de la empresa Costa Crociere. "Es difícil ser precisos" sobre cuándo podrá ser remolcado el buque, pero "pienso que es realista" que se consiga hasta mediados de 2014, añadió, pues durante el invierno será casi imposible trabajar.


"Fue lo suficientemente fuerte como para ser enderezado, será lo suficientemente fuerte como para ser remolcado", dijo Sloane.


El primer ministro italiano, Enrico Letta, felicitó a todos por teléfono. "Les he dicho que todos los que trabajan allí son un orgullo italiano", escribió en Twitter.


El CEO de Costa Crociere, Michael Tamm, señaló estar muy contento de que todo saliera como estaba previsto. Una vez terminada la operación, los responsables se abrazaron y aplaudieron en la sala de control, mientras en Giglio sonaban las sirenas a modo de celebración.


La operación costó al menos 600 millones de euros (unos 800 millones de dólares), que irán a cargo de las aseguradoras de Costa Crociere, una filial italiana de la estadounidense Carnival.


El capitán del buque, Francesco Schettino, que causó el accidente al acercarse demasiado a Giglio, está siendo juzgado actualmente por cargos que van desde el homicidio imprudente al abandono del barco, pues se marchó cuando las labores de evacuación aún continuaban. La próxima audiencia del caso será el 23 de septiembre en Grosseto, centro de Italia.


En julio, otros cuatro miembros de la tripulación y un gerente de Costa Crociere fueron sentenciados a penas de cárcel en suspenso de entre 18 a 34 meses en un acuerdo con la fiscalía. Costa Crociere fue condenada además a una multa de un millón de euros (1,33 millones de dólares) en otro acuerdo en abril.


El accidente está considerado en Italia como una verguenza nacional y la imagen del crucero medio hundido ha sido asociada a menudo a un país sumido en la crisis económica.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores