Papa denuncia los perjuicios del sistema económico que tiene como ídolo el dinero

El Santo Padre llegó a primera hora de la mañana a la isla italiana de Cerdeña, en Cagliari, donde fue recibido por las autoridades locales.

22 de Septiembre de 2013 | 06:30 | AFP

CAGLIARI.- El papa Francisco denunció este domingo durante su visita a la isla italiana de Cerdeña el "sistema económico que tiene como ídolo el dinero", durante un encuentro con representantes del mundo del trabajo, entre ellos numerosos desempleados y empresarios afectados por la crisis económica.


"No hay esperanza sin un trabajo digno", clamó el Pontífice argentino tras advertir que la falta de trabajo "es consecuencia de un sistema mundial en el que el dinero es el único que manda", señaló en un discurso improvisado.


"Luchemos todos juntos contra el ídolo dinero, contra un sistema sin ética, injusto, en el que manda el dinero", manifestó arrancando aplausos y lágrimas entre los asistentes.


El Santo Padre llegó a primera hora de la mañana a Cagliari, donde fue recibido por las autoridades locales y saliéndose del programa visitó a un grupo de unos 150 inmigrantes ilegales que se encuentran en un centro de acogida en el aeropuerto.


Tras recorrer las avenidas que conducen al centro de Cagliari, donde se congregaban cientos de personas, el Papa se reunió con representantes del mundo del trabajo, entre ellos un obrero desempleado, una empresaria en crisis y un campesino, en un palco instalado en el exterior.


"A los jóvenes desempleados, a los que tienen un trabajo precario, a los empresarios y comerciantes con problemas para seguir adelante, les expreso mi solidaridad", dijo.


"Es una realidad que conozco bien por la experiencia que tuve en Argentina. Por ello les digo: ¡Coraje! Tenemos que encarar este desafío histórico con solidaridad e inteligencia", agregó.


Abandonando el discurso preparado, el papa contó que su familia había emigrado a Argentina "mi padre partió lleno de sueños y sufrió la crisis del 29. Perdieron todo, no había trabajo. (...) Hablaban de ello, sentí ese sufrimiento, lo conozco bien", confesó.


"Para defender ese sistema idólatra, se dejan caer los extremos más débiles, los ancianos, los cuales no tienen un lugar en ese mundo. Se trata de una eutanasia escondida. También caen los jóvenes, que no encuentran su dignidad", agregó.


"El trabajo es dignidad, queremos un sistema justo", reiteró, siendo ovacionado.


El papa concluyó su discurso con una oración silenciosa tras lo cual visitará el santuario de Nuestra Señora de Bonaria, la virgen que dio origen al nombre de la ciudad de Buenos Aires, para luego presidir la misa ante la espectacular plazoleta que asoma al mar ubicada de frente al monumento.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores