Polémica en Perú tras fallo de jueza que prohíbe consumo de carne de gato

El uso culinario de estos mamíferos es relativamente común en la zona de Cañete, en el vecino país, especialmente durante un festival local. Organizaciones defensoras de los animales se oponen frontalmente a la práctica.

10 de Octubre de 2013 | 15:17 | DPA

Los opositores a la práctica dicen que los felinos son tratados con crueldad.

EFE (archivo-imagen referencial)

LIMA.- El decano del Colegio de Veterinarios de Lima, Enrique Tello, propuso que las autoridades sanitarias peruanas regulen el consumo de la carne de gato, en un capítulo más de la polémica desarrollada por la decisión de una magistrada de prohibir tal práctica.

Tello opinó que la Dirección General de Salud y el Servicio Nacional de Sanidad Agraria, dependientes de los ministerios de Salud y Agricultura, respectivamente, deben ser las entidades que fijen tales pautas.

"Ambas instituciones deben garantizar el procesamiento de la carne y que se respeten las pautas de higiene, sanitarias y de no maltrato, así como se hace con el pollo y el cerdo, por ejemplo", dijo el dirigente gremial.

La discusión sobre esta práctica se agudizó desde el martes, tras la decisión de María Luyo, jueza de la provincia de Cañete, quien decidió no permitir el consumo de carne de este felino doméstico.

Las preparaciones de este tipo son relativamente comunes en esa zona, sobre todo durante el llamado Festival del Curruñao, que se celebra cada septiembre.

Luyo acogió una acción de amparo presentada por el Colegio de Abogados de Lima (departamento en el que está Cañete), derivada de protestas realizadas por organizaciones defensoras de los derechos de los animales.

Muchos expertos, sin embargo, estiman que la jueza se excedió al pretender dictaminar lo que se puede o no comer y señalan que lo mismo podría ocurrir, bajo ese antecedente, con las vacas, los cerdos, los pollos o cualquier animal.

Potajes en ceremonia

Los enemigos de que se coma gato invocan que se trata de animales diferentes al ganado, por su larga tradición de acompañantes domésticos del hombre. Los grupos animalistas añaden que su ingesta no solo hace sufrir a los felinos, sino también a muchas personas que se ven afectadas psicológicamente.

En el Festival del Curruñao, que se realiza en honor de Santa Ifigenia y cuenta con el auspicio de las autoridades cañetanas, se sirven potajes con base en gato.

Testimonios citados por quienes denuncian esta costumbre señalan que los felinos son sacrificados con crueldad.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores